Promete

Por: Rodrigo Oses 2017-07-17
Rodrigo Oses

La Universidad de Chile superó por 2-0 a Ñublense ayer en Chillán, pero si hubo una figura del partido esa fue, paradojalmente, el portero de los azules, Fernando de Paul, quien protagonizó por lo menos tres portentosas tapadas para evitar la caída de su pórtico.

Si el campeón del fútbol chileno no recibió una estocada en su arco fue merced a las notables intervenciones de su golero suplente y también a la impericia de los atacantes ñublensinos.

El cuadro de Emiliano Astorga cometió dos errores y los pagó caro ante un rival con jerarquía individual y colectiva que aprovechó los regalos (de Améstica, que falló en la marca de Arancibia y Contreras, que no pudo detener el balón que se le escabulló entre las piernas) para quedarse con la victoria.

Pero más allá del resultado, es fundamental analizar el funcionamiento de Ñublense para proyectarlo de cara a lo que realmente es el objetivo del club, el Torneo de Transición.

La propuesta de Emiliano Astorga promete. Ayer tuvo al frente al campeón, y durante largos pasajes del trámite no solo controló a la “U”, sino que la apuró, la presionó, la indujo al error y se generó ocasiones para convertir. ¿Su pecado? La falta de contundencia. ¿Otro? La banda izquierda defensiva sigue siendo permeable, pero el resto de la defensa proyecta solidez.

El equipo muerde, es agresivo en la recuperación del balón y busca la explosión en la transición.

Sin embargo ayer no tuvo nexo. Matías Arrúa estuvo lejos de su mejor nivel y tendrá que mejorar mucho para ser el conductor de un equipo que lo necesita.

En punta ni Camilo Ponce ni Sebastián Varas están en su mejor condición física y se nota, pero cuando lo estén, marcarán presencia. Por los extremos hay velocidad, pero falta desequilibrio, ganar el uno contra uno. Gaspar Páez y Gatica son rápidos para romper, pero debe apostar más a encarar y pasar dejando rivales atrás para generar superioridad numérica. En síntesis, más allá de la derrota ante el campeón, este Ñublense modelo Astorga se nota más macizo, decidido, experimentado y fuerte para luchar en la Primera B.

Aunque con esto no bastó para sorprender al monarca.

Comentarios