El diablo no pudo meter la cola al campeón

Por: Camilo Díaz 2017-07-16

Dos errores, dos goles. Con una derrota por 0-2 se estrenó en casa el Ñublense de Emiliano Astorga ante Universidad de Chile por el duelo de ida en primera fase de Copa Chile MTS ayer en la tarde en Bicentenario Nelson Oyarzún Arenas ante sobre los 7.700 espectadores. Tras un comienzo de balón disputado por ambos elencos que les costaba pasar la zona media e inclinar la balanza en su favor, se veía un Ñublense ordenado en sus líneas haciendo frente ante el actual monarca del fútbol chileno.

No fue sino hasta el minuto 35 de la primera mitad cuando el primer error diablo tras el resbalo de Matías Amésticas que no pudo ir a la marca del jugador azul Francisco Arancibia, quien sólo dentro del área conecta de cabeza un centro de Monzón dejando sin opción de atajar el balón al arquero rojo Sebastián Contreras. Ñublense sintió el gol y poco a poco salió en busca de más durante el complemento, logrando sumar mayores opciones de peligro en el lado azul de la cancha. Salió Améstica tras haber cumplido los 45 minutos requeridos por reglamento de tener un sub 20 en cancha, e ingresó Diego Sepúlveda en una banda izquierda del rojo que no se vió firme durante gran parte del cotejo.

En tanto Ángel Hoyos mandó a la banca a Ubilla e hizo ingresar a David Pizarro al campo de juego a los 53’. Cinco minutos después, hizo su reestreno con la camiseta ñublensina Sebastián Varas, quien entró por un activo Vicente Gatica. José Loncón, Sebastián Varas, y Camilo Ponce buscaron una y otra vez ante el meta azul De Paul, quien terminó siendo figura tras al menos 3 o 4 opciones de gol claras para Ñublense ahogando el grito de gol en los chillanejos.

A los 79’ vendría claro está un nuevo mazazo al elenco dueño de casa. El árbitro Héctor Jona en un cuestionable cobro de mano al defensor Hugo Bascuñán lo cambia por tiro libre casi entrando al área diabla. Zurdazo raso de Monzón ante una discreta barrera chillaneja, y la pelota se cola entre las piernas a Sebastián Contreras dando el 0-2 definitivo en favor. Pese al tanto de los santiaguinos Ñublense buscó y buscó el descuento pero éste no llegó por obra y gracia del meta universitario, que le puso un candado a su arco.

Pese a la derrota un buen augurio de lo que se viene Así y todo pese a la derrota ante los laicos, la afición quedó con una buena impresión del renovado Ñublense, así como también lo sostuvieron en sus voces los propios diablos rojos post partido.

“Me hubiese gustado haber vuelto con un triunfo, pero lamentablemente no creo que haya sido tan meritorio el 2-0, si uno se pone a pensar, la figura del partido fue el arquero de ellos, De Paul. El partido se dio de mucho trajín sobretodo el primer tiempo donde ninguno de los dos equipos podía llegar claro y ellos se encuentra con el gol con un compañero que se resbala y otro pelota parada”, analizó tras su reestreno con la camiseta diabla, Sebastián Varas.

Desde la zaga en tanto, el también experimentado Hugo Bascuñán se refirió a lo mostrado por el Rojo en el reducto chillanejo, ante un resultado apunta no era el esperado.

“La verdad no nos esperábamos un resultado así. Pero de la forma en que se nos presentó el partido y en la forma que jugamos, la verdad es que nos vamos un poco de tranquilidad, haciendo ver bastante mal a la ‘U’ en algunos momentos teniendo casi cinco opciones claras de gol, y estos equipos de Primera no te perdonan, menos un equipo grande así que a tratar de corregir esos errores”, explayó el antofagastino.

Finalmente un activo Vicente Gatica en la delantera ñublensina, asume lo duro del cotejo, pero sostiene que se irá “con todo para darlo vuelta allá en Santiago”.

“Sabemos lo que es Universidad de Chile, fue un partido duro y si bien es cierto nos creamos muchas oportunidades, la ‘U’ tiene experiencia y jerarquía en eso, la que tienen te la marcan”, dijo el procedente en condición de préstamo desde Huachipato.

Finalmente el extremo de 21 años que tuviera se creó una opción de gol para los chillanejos, reconoció que en lo personal le falta además de la contundencia en el arco poder tener mayor tranquilidad con el balón, “pero creo que vamos por buen camino”.

Comentarios