Experto asegura que Chillán y Ñuble deben crear una marca

Por: Edgar Brizuela 2017-07-16

En abril del año 2012, en el marco del Día Mundial del Diseño, la Municipalidad de Chillán lanzó el concurso abierto “Una Bandera para Chillán”. La idea de la iniciativa era trabajar una “marca ciudad” para Chillán. “En Chillán solo contamos con el himno y el escudo, pero la mayoría de las ciudades no cuentan con una bandera. Nosotros hemos querido abrir esta posibilidad para que los habitantes diseñen la bandera de su ciudad”, expresó el alcalde Sergio Zarzar en esa ocasión.

Hoy, que la ciudad empieza a imaginar su rol de cara a la nueva Región de Ñuble, donde será capital de un territorio que aglutinará a 21 comunas, esa “marca ciudad” cobra más vigencia que nunca, aprovechando además la coyuntura en que se encuentra la urbe: desarrollando su nuevo Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) y pronta a comenzar a confeccionarse un renovado Plan Regulador Intercomunal (Prich), ambos instrumentos cruzados por la nueva condición de capital regional.

Junto a la instalación de la nueva región, el destacado publicista Antonio Pujol, en conversación con LA DISCUSIÓN, sostuvo que tanto Ñuble como Chillán “tendrán que avanzar en la generación de una marca que la distinga de la región madre (Bío Bío) y la proyecte con sus propios atributos”. Pujol sabe de lo que habla. Tuvo a su cargo el desarrollo de la marca “Viña Ciudad Bella” y trabajó en potenciar a Valparaíso como “Ciudad Universitaria”, las cuales aún son utilizadas por sus respectivas autoridades comunales.

El publicista y académico universitario, quien es vicerrector de Extensión y Comunicaciones en Universidad San Sebastián, plantea que “y sus propias convicciones, que permitan instalar su relevancia. A ello se suma la trayectoria que tiene este territorio”. Agrega que a partir de la relevancia y la trayectoria se deberá generar “un relato visible, que será usado para el desarrollo de la marca de la nueva región”.

Pujol especifica que la nueva marca debe reconocer “las características históricas, culturales, ligarse con la ruralidad y otros elementos que caracterizan a esta zona”. Respecto de la creación de la bandera de Chillán, la experiencia no prosperó, no obstante el alcalde en su momento precisó que el objetivo era “marcar identidad, sobre todo en turismo. Eso es fundamental. Yo creo que ya hemos visto algunos logros en los que Chillán ya se está identificando como una ciudad turística, cultural también por cierto y donde los chillanejos tenemos que ser orgullosos de lo nuestro, pero también ocupar los símbolos”.
 

Comentarios