Cuatro académicos buscan liderar la UdeC para el período 2018-2022

Por: Isabel Charlin 2017-07-16

Carlos Saavedra: “Hay que incorporar nuevas prácticas de gestión”

Su segunda postulación a la rectoría de la UdeC confirmó en junio pasado el académico y director científico del Centro de Óptica y Fotónica del plantel, Dr. en Física Carlos Saavedra Rubilar. En 2014, y tras llegar a segunda vuelta, perdió frente al actual rector, Sergio Lavanchy, por 60 votos. Hoy, dice, su candidatura sigue fundamentándose en el trabajo y propuestas elaboradas hace cuatro años al alero de la agrupación de Académicos UdeC100.

“Nuestra universidad es heredera de una tradición intelectual y cultural vasta que le ha permitido situarse como una de las principales de Chile y América Latina. El arraigo local y regional de la Universidad de Concepción, así como su aporte al desarrollo de una cultura laica, humanista y de compromiso social deben continuar acrecentándose. Del mismo modo, la excelencia de los procesos formativos, a todo nivel, deben ser asegurados y deben sustentarse en el talento de su comunidad en condiciones de trabajo adecuadas y estimulantes”, comentó Saavedra en una carta abierta.

La principal responsabilidad de abordar estos desafíos, añade, “radica en las máximas autoridades universitarias. Por ello, en enero de este año, con un conjunto diverso de académicas y académicos planteamos nuestra voluntad de generar un nuevo proyecto de conducción para la universidad, basado en el anterior que fue elaborado de manera colectiva e inclusiva entre los años 2013 y 2014, considerando que las circunstancias que sustentaron la candidatura en aquel entonces permanecen vigentes y con la convicción de que este proyecto congregará un amplio respaldo de la comunidad universitaria”.

Esta propuesta plantea “una universidad plenamente moderna, equitativa, democrática, transparente y diversa. De esta forma, hemos iniciado múltiples diálogos para plasmar en un Programa de Conducción Institucional estos valores. Debemos incorporar nuevas prácticas de gestión, ágiles e inclusivas y orientadas proactivamente a las demandas nacionales del futuro. La comunidad universitaria debe sentirse partícipe de los destinos de su institución, reconocida, adecuadamente informada y valorada”, sostiene.

La acreditación de siete años, otorgada recientemente a la Universidad de Concepción, añadió, “constituye un reconocimiento al quehacer de la comunidad universitaria en su conjunto y establece un escenario propicio para el fortalecimiento institucional, ad portas de comenzar un segundo siglo de vida”.

Jacqueline Sepúlveda: “Estamos llamados a ser protagonistas del cambio”

Jacqueline Sepúlveda Carreño es la primera mujer en postular al cargo de rectora de la Universidad de Concepción en sus 98 años de vida. Química Farmacéutica UdeC, Dra. de la Universidad Karl-Franzens en Graz,  Austria, y profesora titular del Departamento de Farmacología, es directora de la Academia de Innovación,  y ex vicerrectora de la casa de estudios.

“Quienes tienen cargos en toma de decisión normalmente son hombres, y con esto terminamos definitivamente con los estereotipos de género. No es un tema de cuotas ni de moda, sino absolutamente de meritocracia. Si la persona que va a encabezar una universidad como la nuestra tiene las competencias, puede ser hombre o mujer”, sostiene.

Tres ejes programáticos tiene su candidatura: Sello UdeC, en que básicamente se busca fortalecer el sentido de pertenencia a una institución que nació desde y para la comunidad; Ecosistema UdeC, orientado a la interacción interna y externa y, por último, Excelencia.  “Si bien ya tenemos la acreditación máxima, podemos hacer más”, manifiesta la profesora del Departamento de Farmacología.

Hoy más que nunca, agrega, “nuestra universidad en su conjunto está llamada a ser protagonista del cambio que está experimentando la sociedad en todos los ámbitos: social, económico, político, educacional e institucional. Por esta razón, debemos transitar juntos por una misma senda, con nuestras diferencias y nuestras semejanzas; todos por un mismo objetivo, todos por un mismo fin: ser los mejores, con transparencia, participación y sentido social en aras del bien común”, sostiene.

Respecto del impacto que tendrá la Reforma a la Educación Superior en curso en la institucionalidad de la UdeC, Jacqueline Sepúlveda precisa  que “se podría ver afectada su autonomía, a través de la mayor o menor disponibilidad de recursos vía asignación de recursos que percibirá por intermedio del mecanismo de la gratuidad. Lo propio  ocurrirá  con  las  otras  iniciativas  educativas,  que forman parte de la corporación, como el CFT y el Instituto Profesional Virginio Gómez.  Esta misma reforma supone que  la  oferta  académica  de  algunas  carreras  impartidas  por  las  instituciones  sería  determinada por el organismo regulador. Claramente, ambas propuestas tendrán un impacto directo sobre las actividades que realiza la universidad y sobre su autonomía”.

Bernabé Rivas: “No se necesitan procesos refundacionales”

A comienzos de junio pasado, en el Auditorio Juan Perelló de la Facultad de Ciencias Químicas, y con la asistencia de más de 120 académicas y académicos provenientes de los tres campus de la UdeC, se realizó el acto en el cual se solicitó al profesor titular Dr. Bernabé Rivas Quiroz, aceptar el desafío de ser candidato a rector de la Universidad de Concepción para el período 2018-2022. 

Más de 200 académicos ya han manifestado su apoyo y compromiso con esta candidatura, destacando los atributos que el plantel debe afianzar en el siglo XXI: universidad abierta, adaptativa y global, comprometida con la inclusión y la diversidad en todos los aspectos del quehacer humano, con el desarrollo equitativo de sus tres campus y con una voluntad de excelencia y cultura del trabajo que permita posicionarla entre las 10 mejores instituciones universitarias de Latinoamérica y las 400 mejores del mundo.

Rivas, investigador de vasta trayectoria, ex vicerrector de Investigación y Desarrollo y actual vicerrector del plantel;  se manifestó muy agradecido por la gran convocatoria al acto, expresando ante el apoyo, su aceptación al desafío de ser candidato a rector. 

“Mi compromiso es trabajar con su apoyo y el de la comunidad universitaria, con todas mis capacidades, no solo para lograr vuestro anhelo, que es también el mío, sino también para contribuir al sostenido crecimiento y fortalecimiento de nuestra universidad y posicionarla cada día en un sitial más alto de excelencia. Para ello, no se necesitan procesos refundacionales ni menos aún pretensiones de establecer una dependencia del Estado para nuestra Universidad; se requiere, por el contrario, del conocimiento de su historia, principios, valores, logros y liderazgo nacional, en definitiva, su capital inmaterial desde donde deben surgir los lineamientos que nos conduzcan a la universidad que soñamos  y que transitará a partir del 2019 hacia su primer centenario”, dijo.

De ser elegido rector, le tocará liderar el centenario de la institución, en circunstancias que como “mechón” de Bioquímica, fue partícipe de las celebraciones del cincuentenario.

“He visto cómo ha ido creciendo y cambiando esta universidad. Voy a defender los intereses de nuestra casa de estudios. Van a estar siempre nuestros principios fundadores, y eso significa que estaremos siempre buscando alternativas para que nuestra institución no esté en desmedro frente a una reforma de la educación superior, que se ha ideologizado tanto que hoy, por un lado, vale solo lo estatal y lo que no lo es, aunque sea público, es considerado de menor cuantía, lo que no corresponde, cuando hay una educación de excelencia”, sostuvo.

Carlos González: “Hacia un liderazgo democrático y pluralista”

El actual vicerrector de Investigación y Desarrollo de la UdeC, Carlos González Correa, fue el último de los académicos del plantel en manifestar sus intención de competir por el sillón de Enrique Molina Garmendia.

“Proyectar la Universidad de Concepción hacia el futuro consolidando su prestigioso presente, para posicionarla como la institución moderna, diversa e inclusiva que los tiempos actuales exigen, es nuestro gran desafío para los años que se avecinan. El camino es claro: mantenernos fieles a los principios y valores que los fundadores de nuestra casa de estudios superiores nos legaron, poniendo especial énfasis en brindar estabilidad a la comunidad universitaria, con un liderazgo democrático, pluralista y participativo que conduzca adecuadamente nuestra institución en los próximos años”, manifestó a través de una carta a la comunidad universitaria de principios de este mes.

González advirtió por este medio la incompatibilidad que genera esta postulación y el desempeñarse en un cargo designado de tanta relevancia como una vicerrectoría. Por ello, adelantó que “tomando en consideración las tareas y los compromisos en curso, continuaré en mis funciones hasta fines de septiembre, ejerciéndolas con la responsabilidad y dedicación que siempre me han caracterizado”.

El proyecto planteado por Carlos González y el grupo de académicos que lo apoya, concita como visión una universidad proactiva y artífice clave en el desarrollo sustentable de la Región del Bío Bío y del país, y que acreciente su capacidad de vinculación internacional. 

“Nuestro compromiso involucra el mejoramiento transversal de las actuales condiciones de estudio, trabajo y desarrollo de todas las personas que integramos la universidad. Estamos convencidos de que una institución crece cuando se genera el entorno óptimo para que todos y cada uno de sus integrantes desplieguen plenamente su potencial. Por ello, nuestras propuestas específicas están siendo trabajadas por un grupo multidisciplinario y significativo de miembros de nuestra comunidad, y reflejarán los intereses y aspiraciones de todas y todos quienes formamos parte de ella”, dijo.

González invita a trabajar conjuntamente “por la proyección y consolidación de la Universidad de Concepción moderna y dinámica que el centenario exige para los próximos decenios, sin perder la fortaleza del espíritu universitario y la riqueza cultural de su comunidad. Sin verdad y esfuerzo no hay progreso”, recordando la frase del fundador del plantel.

Comentarios