Chillanejos se formaron con talentos trasandinos

Por: Camilo Díaz Fotografía: Victor Orellana 2017-07-14

El talento y la experiencia de referentes internacionales del hockey patín se hicieron presente durante toda la semana en el gimnasio del complejo deportivo Quilamapu de Chillán, potenciando y ayudando a la formación de una treintena de deportistas, entre hombres y mujeres, desde los 4 a los 17 años, que forman parte del Club Hockey Patín “Tornado”.

Se trata de los destacados entrenadores argentinos Eduardo Lombino y Alejandro Marasco, que cuentan con amplia experiencia en este deporte. Marasco, por ejemplo, fue portero de la selección argentina de hockey.

“En diciembre del año pasado envié a mi hija a esta misma clínica en Mendoza y ahí surgió la idea junto con la directiva del club de traerla a Chillán, comenzando con el periodo de conversación con Eduardo Lombino de las fechas probables, acordando hacerlo en las vacaciones de invierno de los chicos”, precisó Ricardo López, director deportivo del club local.

Lombino comenzó como jugador en Mendoza y actualmente es coordinador deportivo de un club en Francia, además de haber sido formador en Italia y España. Marasco, en tanto, fue portero de la selección de argentina en el Mundial del 2001, y actualmente es entrenador en Mendoza.

Desde Santiago al sur actualmente no son más de seis los equipos de hockey patín que existen, siendo “Tornados” el único de Chillán, que está en plena etapa formativa y apunta a poder sentar las bases para contar con una liga zonal.

“Una de las cosas que me llamó la atención, por la situación del club, es que no juega en un campeonato, no es parte de una federación, están un poco lejos de lo que es la competición de Chile. Pensé que iba a encontrarme con menor nivel, pero realmente sí hay chicos que tienen muchísimas condiciones, que tienen muy buen patinar, con buen dominio, y se ve que tienen condiciones futuras. Lógicamente les falta trabajo, competición, y sobre todo corregir cosas que en el hockey sobre patines son muy importantes, de una combinación de la misma manera en un momento entre el patinar, la utilización de la chueca y de la cabeza, entonces se hace obviamente muy difícil, y es algo que hay que corregir, corregir y corregir”, apuntó Eduardo Lombino.

Comentarios