Tenimesista chillanejo se someterá a compleja y crucial operación

Por: Susana Núñez Fotografía: Archivo Paola Rivas 01:10 PM 2017-07-10

En el corto tiempo de su carrera , Matías Chandía (16) solo sabe de triunfos. El deportista chillanejo ha obtenido logros que le han permito brillar a nivel nacional en el tenis de Mesa y dejar en alto el nombre de Chillán.

Recientemente, tras jugar el Nacional Paralímpico disputado en el Centro de Entrenamiento Olímpico, se coronó nuevamente como campeón en categoría juvenil varón clase 1.5 silla de ruedas. Incluso este año fue elegido para integrar la Selección Nacional, pero en enero pasado en medio de un entrenamiento sufrió una fractura en una pierna, que lo dejó fuera de representar al país en Brasil, pero no así sus ganas de continuar con el desafío de internacionalizar su juego.

Durante su carrera su condición física no ha sido un obstáculo en la competencia, sin embargo, en septiembre de este año, se enfrentará a una dura prueba que está esperanzado en superar como lo ha hecho siempre con su paleta, quizás ésta es la más importante de su vida, ya que con ella se abre la posibilidad de mejorar su movilidad y así obtener un mejor rendimiento.

“El doctor dijo que lo iba a dejar lo más flexible posible para que pueda seguir jugando tenis de mesa, lo va dejar con dos vértebras libres de los fierros de titanio para que se pueda movilizar mejor. Todo depende de lo que se de en la operación, él está entusiasmado en que siga jugando, porque ve que tiene talento. La idea es dejarlo con movilidad para que siga jugando, pero dependerá como salga, porque es tan riesgosa, puede ocurrir que nunca más juegue”, comentó su madre, Paola Rivas, a LaDiscusión.cl

El deportista chillanejo, quien es alumno de tercero medio del colegio San Fernando, presenta una escoliosis severa y una parálisis como consecuencia de una leucemia diagnosticada a los 3 años, que generó diversos tumores malignos en su cuerpo, uno de ellos localizado en la médula  le provocó daños que lo obligan a movilizarse en silla de ruedas.

Hace siete años que Matías esperaba esta operación, que se realizará en el hospital Regional de Concepción, la cual le permitirá mejorar su calidad de vida. Una intervención compleja de la que depende su futuro como deportista y que lo mantiene ansioso.

“Estoy orgulloso de todo lo que he logrado con esfuerzo y sacrificio gracias a quienes me han apoyado constantemente a mi entrenador, compañeros de equipo y a mis padres. Estoy muy nervioso por esta operación, porque sé que es complicada, pero tengo ganas de operarme, llevó siete años esperando y quiero estar lo más derecho posible y ser más independiente para poder seguir jugando tenis de mesa y ojalá salir al extranjero”, manifestó Matías a LaDiscusión.cl

Comentarios