Ingeniero cuestionado en Ciper detrás de nuevas luces LED en Chillán

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Victor Orellana 09:30 PM 2016-04-06

Con suspicacia reaccionó el Concejo Municipal de Chillán  frente a la posibilidad de iniciar un estudio de la red eléctrica urbana, por parte de un ingeniero eléctrico cuya contratación había sido postulada por el alcalde Sergio Zarzar.

La autoridad comunal planteó el lunes pasado, en sesión ordinaria, la posibilidad de desarrollar la línea base de todo el sistema de alumbrado público de la ciudad, con el fin de caracterizarlo y generar las  condiciones para una posterior licitación que apunta a reconvertir a LED gran parte de los puntos luminosos de la ciudad. Solo los focos existentes dentro de las cuatro avenidas tienen esa tecnología hoy, algunos pocos de villas y poblaciones específicas.

El proyecto municipal consideraba la contratación de un experto nacional, ingeniero eléctrico y economista, quien fue en el pasado dueño de empresas del rubro y en la actualidad es asesor de municipalidades para realizar el recambio de tecnología. El problema, según explicitaron este miércoles concejales, es que  aparece mencionado en investigaciones periodísticas.

La entidad edilicia, quien venía conversando con el ingeniero Sergio Wycki desde hace seis meses según admitió el alcalde, plantea hacer un estudio de la red local a cambio de una remuneración de 6 millones de pesos, pagados durante tres meses de trabajo, de tal manera que mensualmente percibiría 2 millones de pesos.

El ingeniero propone a la municipalidad que desarrolle un modelo de negocio similar al de Chillán Viejo, financiado con recursos propios, según el cual el cambio de las 13.500 luminarias (de un total de 22 mil) de sodio a LED se financiaría básicamente por el ahorro en el gasto de energía. 

La municipalida chillaneja gasta al año unos 2.200 millones de pesos en el ítem iluminación, que incluyen un costo de energía del orden de 1.800 millones de pesos; 314 millones en mantenimiento y otros 39 millones en recambio de luminarias y piezas.

La alternativa considera bajar el consumo de energía a 775 millones de pesos por año e invertir 1.200 millones de pesos cada año (por 10) para el recambio de las luces LED, que considera mantenimiento, donde la promesa es gastar casi lo mismo que hoy, pero renovando luminarias.

El ingeniero plantea además que tras el estudio que él desarrollará, la municipalidad debiera licitar con empresas del rubro el funcionamiento general del sistema, de tal manera que quien gane el concurso instale los nuevos equipos.

Dudas
El lunes pasado el alcalde ingresó la moción para contratar a Sergio Wycki con calidad de urgencia, lo que fue descartado por concejales, quienes no pudieron conocer por ejemplo los honorarios que serían cancelados, por lo que pasaron el tema a la Comisión   Obras, que fue desarrollada este miércoles.

Si durante la sesión del lunes los concejales apoyaban la propuesta municipal, las cosas cambiaron este miércoles cuando la discusión giró hacia la idondeidad profesional de Sergio Wycki y las motivaciones que tendría la municipalidad para amarrar el contrato con él y desarrollar la eventual licitación, que vincularía por diez años a la ciudad con la empresa eléctrica que gane.

El concejal Jorge Marcenaro abrió los fuegos cuando le preguntó a Sergio Wycki: “¿Cuál es su verdadero nombre? ¿Cómo llegó a ser asesor del alcalde? ¿Es usted un operador de la UDI?”.

Lo cierto es que Sergio Wycki era hasta hace unos años conocido como Sergio Muñoz Caro, cambiando su apellido, según explicó a la prensa, por motivos familiares “por ser el apellido de mi abuela quien me crió”.

No obstante según información del portal  Ciper, Sergio Muñoz Caro (hoy Wycki) fue dueño de la empresa Ingeniería en Construcción y Administración (Raise), “la favorita histórica de la alcaldesa Vicky Barahona (UDI) a la hora de contratar servicios de instalación y mantención de alumbrado público”. Además Caro fue en la administración de la alcaldesa  jefe de Seguridad Ciudadana del municipio y estuvo cuestionado por la Contraloría en 2008 por los contratos simultáneos de Raise y su Empresa de Servicios en Electricidad y Comunicaciones ESE con Renca. 

Luego de vender la compañía, Raise fue subcontratada por la japonesa LG, la misma que ha sido cuestionada en Chillán Viejo y otras comunas del país para instalar luces LED, caso que está en plena investigación por parte de la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad.

Los cargos de eventuales irregularidades fueron descartados por Wycki, pero generaron aprensiones al interior del Concejo.

ncluso los ediles Jorge Marcenaro y Jorge Vaccaro (este último presidente de la Comisión Obras), intercambiaron frases ofensivas personales, uno cuestionando al ingeniero y el otro defendiéndolo. De hecho la comisión estuvo a punto de ser cerrada. Incluso Vaccaro solicitó la salida del concejal independiente y candidato a alcalde. 

Los concejales deben reunirse nuevamente con el fin de analizar si aprueban la contratación de Wycki. Con esa asesoría la municipalidad antes de fin de año y previo a las elecciones espera iniciar un vasto plan de recambio de luminarias en los sectores rurales y urbanos.

Comentarios