“En ningún caso Ñuble va a partir con menos de lo que ha tenido"

Por: Isabel Charlin Fotografía: Victor Orellana 09:25 PM 2016-04-06

Ex presidente de la comisión asesora para la descentralización inauguró año académico en la UBB

Financiamiento de la nueva región, advirtió, podría incidir en que el proyecto local quede para 2017 ó 2018

En septiembre pasado, el ex diputado Esteban Valenzuela, quien además presidió la Comisión Asesora Presidencial para la Descentralización y Desarrollo Regional (que entregó los lineamientos para la agenda descentralizadora presentada por el actual Gobierno), comentaba a LA DISCUSIÓN su decepción por la escasa convicción del Ejecutivo para llevar adelante las diferentes reformas que propusieron, después de un inédito trabajo que los llevó a recorrer todo el país.    

“He perdido la inocencia”, fue la frase con que resumió su estado de ánimo, el cual no ha variado mucho en los últimos meses.

Este miércoles, el periodista fue el orador principal durante la inauguración del año académico de la U. del Bío-Bío sede Chillán, ocasión en la que dictó la clase magistral “Universidad y regionalismo en tiempos de transformación”. 

- En los últimos meses, ¿ha avanzado en algo en el Parlamento la agenda descentralizadora del Gobierno?
- Poco, casi nada. Fue bueno eso sí lo que ocurrió en el Senado con el proyecto de elección directa de los intendentes, porque el Gobierno había enviado una iniciativa en la que se elegía a esta autoridad, pero solo como un administrador del FNDR, con esta figura adosada del gobernador regional designado, una chacota. El Senado hizo bien en crear la figura del nuevo gobernador regional, pero es lo único que hay, no hay plazos. No se envió la ley de Rentas Regionales, el traspaso de competencias va recién en este pilotaje en tres servicios a diez años... Es bastante decepcionante.

- Al parecer, el proyecto que va más avanzado es el de las plantas municipales...
- Sí, pero ése no estaba en la comisión. Aquí el único avance concreto que ha habido es el mejoramiento de los sueldos de los cores y estas mejoras para los funcionarios municipales. Está bien, hay que preocuparse de lo que se llama “intereses corporativos de las instituciones”, pero aquí estamos hablando de descentralización, poder, competencias, transformación de los territorios, endeudamiento para mega proyectos, fondos de convergencia, tren al sur. Descentralización es empoderamiento autónomo de los territorios.

- El proyecto que crea la Región de Ñuble fue aprobado en general en el Senado, pero se espera que en la discusión en particular el financiamiento sea una gran piedra de tope. ¿Lo cree así?
- El FNDR es parte de la Ley de Presupuesto, por lo tanto, cuando pedimos mayor participación de las regiones en la recaudación fiscal total, para tener niveles de autonomía, este nuevo territorio forma parte de ello. De acuerdo a la experiencia vivida con Arica y Los Ríos, la región madre -en este caso Bío Bío-, debe proveer un mínimo de funcionarios . Esta nueva región parte con piso proveniente del cálculo de los recursos que tenía en el último quinquenio como provincia. En este sentido, deben tener confianza, en ningún caso Ñuble va a partir con menos de lo que ha tenido históricamente. 

- ¿Pero puede retrasar la discusión el tema de los recursos?
- Todo indica que están demorando esto por el bajón económico. Como han creado tantas instituciones en Santiago, probablemente dejen este proyecto para el último año de gobierno, o incluso, para 2018.

- A raíz de los cuestionamientos por el excesivo gasto, han surgido voces que proponen disminuir de tres a dos el número de provincias en el proyecto. ¿Considera ésta una opción?
- Sí, hay un debate que es legítimo. Hay que evitar la yuxtaposición y sobreinstitucionalización. Es evidente que una provincia en el secano costero, una de las zonas más pobres del país, cae de cajón. Lo mismo Diguillín, por la cordillera y las proyecciones que tiene. Ahora bien, hay quienes piensan que estas nuevas regiones debiesen ser modelos de innovación, así como en Los Ríos se llevaron servicios públicos hacia el interior, por qué no eventualmente dejar a Chillán como capital regional y provincial sin necesidad de tener que crear una nueva gobernación. Existe un debate en el mundo: evitar la sobre burocratización, que la descentralización tenga un efecto palpable en la inversión y la vida cotidiana de las personas, y no se vaya en exceso de burocracia yuxtapuesta.

Comentarios