Solo un tercio del concejo se interesó en el Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:30 PM 2017-07-08

Ñuble Región: los ediles a grandes rasgos plantean potenciar Chillán como capital regional con servicios modernos para las 21 comunas.

Conectividad: la conectividad es uno de los grandes problemas y en ese sentido se expone la necesidad de crear más calles, avenidas y puentes.

Museos: hay coincidencia entre ediles que ante la falta de áreas verdes es preciso construir grandes parques en diversos punos de la ciudad.

El tiempo se acabó para los concejales de Chillán y solo tres de ellos fueron capaces de entregar en el plazo asignado sus planteamientos formales para alimentar el Plan de Desarrollo Comunal, Pladeco 2018-2023.

Los investigadores de la Universidad del Bío-Bío a cargo de elaborar la carta de navegación comunal encabezados por el académico Guillermo Ortiz entregaron a los ediles comunales un documento con diez preguntas que tenían que ser resueltas en un plazo de una semana. 

Sin embargo y transcurridos ya casi dos semanas desde que venciera el plazo fatal, solo los concejales Patricio Huepe, Brígida Hormazábal y Camilo Benavente entregaron sus aportes con ideas para el devenir futuro de la futura capital de Ñuble.

El requerimiento fue considerado como un elemento básico y fundamental para la ejecución del plan, sostuvo el ingeniero Humberto Ortiz, quien lamentó en días pasados no contar con la información requerida, pues afectaba el cronograma establecido.

La UBB realizó el encargo, conscientes de que los ediles están en la primera fila de la comunidad y como canalizadores del poder ciudadano y por sus capacidades y liderazgos debieran tener una visión clara de hacia donde va Chillán.

Desde esta perspectiva, ellos debieran conocer las demandas ciudadanas para resolver problemas actuales, pero también tienen o debieran tener la capacidad de proyectar la urbe hacia los próximos 10, 20 o más años.

Patricio Huepe expuso en sus comentario, por ejemplo,  que la ciudad “debe avanzar en gestión de temas conjuntos con las comunas vecinas tales como transporte intercomunal, contaminación, servicios de mayor especialización. A nivel nacional, buscar y enriquecer los elementos de identidad que le den relevancia”.

Como proyectos destaca el mejoramiento del “Patio de los Naranjos”, el que debe tener “estacionamientos en el sub suelo, rediseño de la plaza superior y centro cultural y museo de Chillán en el subsuelo, siguiendo un modelo similar a Centro Cultural Moneda, donde la construcción del mismo fue parte de la concesión de los estacionamientos”.

Jorge Vaccaro en tanto, asume que está al debe en la entrega de las respuestas solicitadas, pero recalca que ello se debe a su recargada agenda dentro como fuera del concejo como por la necesidad de “elaborar un conjunto de propuestas potente que estoy trabajando con mi entorno y que entregará próximamente”.

El concejal Juan López Cruz igualmente planteó que “hemos tenido numerosas reuniones y ciertamente no hemos podido avanzar como quisiéramos en responder. No se trata de desinterés, pero durante la reunión con el equipo de investigadores de la UBB entregamos muchas propuestas de desarrollo de la ciudad”.

Los concejales Víctor Hugo Sepúlveda y Nadia Kaik indicaron de manera similar que por no haber entregado el documento solicitado no pueden ser catalogados como insensibles al desarrollo local cuando de manera permanente han hecho patente que forman parte del devenir de la comunidad exponiendo ideas, planes proyectos y fiscalizando a la autoridad comunal.

Quien se excusó absolutamente de participar en el diseño del Plan, al menos en esta etapa, fue el concejal Joseph Careaga quien aún se repone del accidente que sufrió y que lo mantendrá fuera de las actividades municipales hasta agosto próximo.

Una de las que cumplió con el Pladeco en elaboración fue la concejala Brígida Hormázabal quien armó un completo informe que contiene una buena cantidad de ideas de futuro para la ciudad.

Comentarios