Servicios públicos locales apuestan por los drones

Por: Jorge Chávez 08:25 PM 2017-07-08

La tecnología dron empezó a usarse en el mundo militar hace casi 30 años.

2015 año en que la Dirección de Aeronáutica emitió una norma para el uso de drones.

Dos drones tendrá a finales de año el Cuerpo de Bomberos de Chillán.

Desde aproximadamente tres décadas que se vienen utilizando drones en el mundo, según explica el profesor de la carrera de Ingeniería Civil Aeroespacial de la Universidad de Concepción (UdeC), Frank Tinapp.

El especialista en drones y vuelos no tripulados recalca que, a pesar de que la tecnología fue desarrollada para aplicarse en el área militar, la funcionalidad del aparato con el que se puede obtener información rápida y útil en el momento mismo que uno lo requiera, lo convirtió rápidamente en una herramienta de gran valor en distintos campos del quehacer.

La versatilidad de su manipulación y la posibilidad de acondicionarlo con diferentes sistemas de recolección de datos, ha sido determinante para que al menos cuatro servicios públicos (Bomberos, Ministerio de Medio Ambiente, Conaf y DGA), estén preparando la utilización de estos equipos para el desarrollo de sus programas en Chillán.

En días de alta polución

Pese a que el consumo de leña para la calefacción está prohibido en Chillán y Chillán Viejo durante los días decretados como Emergencia Ambiental, la medida de excepción no es respetada por amplios sectores de la intercomuna y el trabajo de fiscalización en los episodios críticos tampoco ha sido determinante.

Si bien actualmente solo hay un proyecto piloto en Santiago para fiscalizar las restricciones al uso de leña con el manejo de drones, el propio ministro Marcelo Mena afirma que la política se extendería a otras comunas (incluyendo Chillán). De hecho, el seremi del MMA, Richard Vargas, señala haberse comunicado con el jefe de la cartera para gestionar que la intercomuna sea incorporada al estudio del uso de la tecnología, considerando la demanda de fiscalización que la propia comunidad ha manifestado cuando se superan los índices de contaminación.

Estrategias

Desde inicios de mes que  el Cuerpo de Bomberos de Chillán cuenta con su propio dron. El equipo fue donado por la empresa Essbio y actualmente cuatro voluntarios están siendo capacitados para manipularlo.

El superintendente de Bomberos, José Luis Valderrama, comenta que la utilización de esta tecnología durante las catástrofes les hace posible  establecer las estrategias adecuadas para su labor.

“Podremos tener un campo visual más amplio de la emergencia donde poder disponer los recursos móviles y los voluntarios para enfrentar mejor el evento; con este dron se establecerá las tácticas más efectivas a usar, porque veremos cuáles son las zonas que se están consumiendo y el sentido de propagación del fuego”, recalca.

Valderrama detalla que, dada la importancia de modernizar su trabajo, el Cuerpo General de Bomberos de Chillán está realizando las gestiones para la adquisición de un nuevo equipo, por lo que a fines de año deberían contar con dos.

Planificación

Los drones no son instrumentos desconocidos en la Corporación Nacional Forestal (Conaf) Ñuble. El jefe provincial de la repartición, Francisco Castillo, precisa que, dependiendo del evento que les ha tocado enfrentar, han tenido que emplearlos.

“Los hemos usado en fiscalizaciones y evaluaciones post incendios; incluso hace unos años los evaluamos como alternativa de prospección de huemules”, indica.

La Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas también está apostando por la tecnología y actualmente viene licitando la compra de dos unidades para utilizarse en la región y Ñuble.

El material aéreo, comenta el director regional de Aguas César Saavedra, ayudará a  definir con precisión modificaciones de cauce, acceder a sitios con problemas de accesibilidad, realizar levantamientos topográficos y modelos de elevación digital.

Beneficios

“Por fin se está entendiendo que las ventajas que presta este sistema son inmensas. En términos simples esta tecnología se basa en hacer volar una cámara o un sensor específico. Es de bajo costo, su despliegue es rápido, los datos son de alta resolución, su uso es localizado y la información está al instante”, enfatiza Frank Tinapp.

El experto menciona que un buen ejemplo de la utilidad de estos aparatos se puede dar en la agricultura, ya que un dron con un sensor multiespecífico puede detectar falencias en el riego, como el exceso o escasez de agua, la mala distribución de fertilizantes en los cultivos, entre otros daños focalizados.

“No debo sobrevolar todo el predio o esperar a que pase el satélite para obtener imágenes generales; o sea uno se consigue la información cuando la necesite(...)”, comenta.

Comentarios