La receta del diablo para mandar al infierno a la U. de Chile

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Mauricio Ulloa 2017-07-08

Ñublense sostendrá hoy, a las 10.15 horas, su cuarto y último apretón futbolístico ante la Universidad de Concepción en Paso Alejo, con la mente puesta en la Universidad de Chile, su primer rival en el arranque de la Copa Chile 2017.

El técnico Emiliano Astorga, intentará confirmar la formación titular que se estrenará el próximo domingo 16 de julio a las 15.30 horas en el estadio Nelson Oyarzún.

Las dudas del estratega pasan por determinar quién será el eje de ataque o referente de área.

Como Sebastián Varas está recién sumándose a los trabajos con el resto del plantel, los candidatos son Cristián Retamal y Cristián Bustamante, quienes a su vez, se están jugando la permanencia en el plantel para no partir a préstamo, decisión que el entrenador tomará precisamente tras este amistoso.

Otra alternativa es el atacante que proviene de Everton, Camilo Ponce, quien suma solo una semana de trabajo, pero se ilusiona con jugar ante la “U”.

La receta
Más allá de los nombres, lo que no transará Astorga, y parece tener claro, es la forma en la que le jugará al actual campeón del fútbol chileno.

El ex técnico de San Marcos de Arica planea parar una línea de cuatro en el fondo, con José Bugueño por la banda derecha, los centrales serán Emiliano Pedreira y Hugo Bascuñán, y el lateral izquierdo Matías Améstica.

En la línea defensiva asume la voz de mando Bascuñán, quien apoya por la izquierda el trabajo del juvenil Améstica, a quien Astorga está tratando de moldear tácticamente.

Bugueño, con más experiencia, pasará esporádicamente y solo cuando sea pertinente, al ataque. Sus proyecciones pueden generar daño, pues se suma bien a la construcción ofensiva.

En la zona de mediocampo, la dupla de Sebastián Páez y Luciano Gaete se complementa con distribución y recuperación. Páez tiene buen pie y administración, mientras que Gaete pone la pierna fuerte y seguramente será el encargado de salir a morder a los creativos de la “U”. Ambos también auxilian con sus coberturas a los laterales.

“Yo pongo el quite y ‘Seba’ Páez es más mixto”, detalla Gaete.

En la creación, Matías Arrúa será el encargado de darle velocidad y precisión a la salida para profundizar con los atacantes. Su remate de distancia y la capacidad para habilitar también son armas que Ñublense explotará en el contraataque.

En la estructura ofensiva los extremos, Gaspar Páez y Vicente Gatica, tendrán una doble función. Cuando el cuadro chillanejo tenga la pelota, la idea es que aprovechen los espacios por los costados para intentar desbordar, pero cuando Ñublense pierda el balón, apelarán a la reconversión para sumarse a la zona de volantes y congestionar ese sector, dificultando la circulación del balón en la “U”. El centrodelantero, que está en duda, está llamado a ser quien defina de los contragolpes que promete ejecutar Ñublense.

“La clave es achicarle los espacios a los equipos grandes como la ‘U’, porque ahí se complican, y contragolpearlos aprovechando esos espacios que dejan atrás”, concluye Astorga, quien hoy pondrá a prueba su fórmula para despejar todas las dudas de cara al estreno en sociedad ante el campeón del fútbol chileno que lucirá sus nuevos refuerzos, Rafael Caroca, Francisco Arancibia y Felipe Seymur.

Comentarios