Clínica Chillán entra en fase clave para su venta

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 11:05 AM 2017-07-08

La próxima semana será clave para el proceso de enajenación de la red de clínicas de Empresas Masvida, dado que el directorio espera contar con toda la información de los estados financieros de los siete centros de salud que operan en el país, entre ellos, la Clínica Chillán.

Así lo manifestó el médico penquista Aliro Bolados Venegas, quien es miembro del directorio de la sociedad de inversiones que controla MV Clinical que asumió en marzo, luego de la salida del directorio encabezado por Claudio Santander.

La red está integrada por  las clínicas Las Lilas (Santiago), El Loa (Calama), Isamédica (Rancagua), Clínica Chillán, Clínica Universitaria de Concepción, Clínica Universitaria San Pedro de la Paz y la Clínica Universitaria de Puerto Montt.

Entretanto, se siguen sumando interesados por el grupo de clínicas. Según Diario Financiero, al interés de Nexus (nuevo propietario de la isapre) y del fondo norteamericano Advent, se sumó un nuevo actor integrado por inversionistas locales y asiáticos ligado al mundo inmobiliario. Otros que se mencionan son Red Salud, Bupa y ECM (Cruz Blanca).

También han aparecido nombres que estarían interesados solo en algunas clínicas.

Estados financieros
“Lo importante para nosotros en esta primera etapa era levantar toda la información nuevamente a raíz de la catástrofe que dejó la administración anterior. Lo primero que se hizo fue actualizar los estados con otras auditoras, para tener los estados financieros con información que fuera realmente saneada para ver la situación y el patrimonio de las clínicas y analizar los posibles socios estratégicos que puedan interesarse en la red de clínicas”, acotó.

En ese sentido, precisó que “la Clínica Chillán está bien de acuerdo a todo lo que hemos visto, de todas maneras, faltan algunos informes, que vamos a conocer la próxima semana, cuando nos volvamos a reunir. Pero en general, la Clínica Chillán no está en una situación como otras, como Las Lilas, por ejemplo”.

En ese contexto, en junio pasado el gerente general de la isapre Nueva Masvida, Luis Atabales, manifestó su preocupación por la Clínica Universitaria de Concepción y Las Lilas, las que estarían más delicadas.

Bolados reflexionó, tras la venta de la cartera de clientes de la isapre, que “uno puede ver que todos estaban interesados en la red de clínicas, no era tanto el interés por la isapre, el negocio era ése. Cuando conversabas con los posibles interesados anteriormente, todos decían que el interés de ellos era la red de clínicas, y hoy tú lo ves igual”.

Socio estratégico
Y si bien no existe una fórmula definitiva para el proceso de enajenación, Bolados indicó que existe interés en sumar a un socio estratégico a la empresa, “que coloque capital fresco y las clínicas puedan seguir funcionando como lo han estado haciendo hasta este momento; y si tú miras la Clínica Chillán funciona sin ningún problema, lo que significa que las clínicas, si les vas colocando bencina, funcionan”.

El director sostuvo que “hoy aparecen no uno, sino dos interesados, y probablemente la próxima semana se sumarán otros, que van a tener que analizar la situación de cada una de las clínicas, sabiendo que hay algunas que tenían una situación súper complicada, pero el mensaje es que la red de clínicas sigue siendo un negocio y por eso hay interesados”.

Precisó, no obstante, que la decisión última sobre la mejor oferta se va a definir en una junta en la cual van a tener que tomar la decisión con información más acabada. En esa línea, aclaró que las propuestas que hagan los interesados serán evaluadas en relación a “los objetivos que tenemos como directorio, que es proteger gran parte de lo que nos queda de nuestro patrimonio, de los accionistas de esta empresa”, recordando que por “una gestión desastrosa del directorio anterior, se perdió toda una isapre, que dejó pasivos de más de $145 mil millones”. 

Finalmente, el profesional planteó que “no creo que se vendan las clínicas de manera individual. Sería muy difícil que uno partiera las clínicas como en algún momento lo planteó la administración anterior. Yo creo que aquí la entrada de un socio estratégico va a significar que ese socio va a colocar un capital y va a querer administrar el bloque completo, como un socio controlador. No veo que dada la situación como está podamos conservar el control de la empresa”.

Comentarios