“Lomas Campesinas” dará sello de calidad a vinos del Valle Itata

Por: Roberto Fernández 09:00 PM 2016-04-06

Indap Bío Bío confirmó este miércoles la continuidad por este año del proyecto “Lomas Campesinas”, con la selección de 4 lotes de 10 mil kilos de uva de las cepas, País, Cinsault y Moscatel de Alejandría, producidas por pequeños agricultores del Valle Itata. La iniciativa que comenzó como un plan piloto el año pasado, busca a través de vinificación con tecnología y profesionales de alto nivel, crear un producto de calidad, que tiene por objetivo promover las cepas tradicionales de “terroirs” representantivos del valle con fines de promoción y comercialización de vinos de usuarios del sistema de asistencia técnica estatal en Ñuble.

Andrés Castillo, director regional de Indap, comentó que en una primera etapa se elaboró una partida limitada de 15 mil kilos de uva, que fue presentada en la Expomundorural de  Santiago, que ha tenido buenos comentarios de enólogos y  personalidades relacionadas a la comercialización y exportación de vinos: “La idea era demostrar el potencial de la materia prima que se vendimia en la Octava Región y difundirla, tema en el que se ha avanzado con buen resultado”.

La primera partida se vinificó en la Viña Casas Patronales de Séptima Región, Talca, con intervención de enólogos reconocidos como Pedro Izquierdo. La iniciativa estuvo a cargo de INIA. Ahora en esta segunda etapa en la que incorporarán también especialistas de la Universidad de Chile.

Para este año ya se seleccionaron lotes de viñas, con apoyo de los equipos de asistencia técnica de los productores Indap y con asesores expertos, y ya se encuentran en la etapa de vendimia.  Castillo explicó que por el momento se trata de una cantidad pequeña, pero se presenta como una alternativa de vinificación conjunta para los productores de uva a futuro, que les permite diferenciar su producto y comercializarlo a mejor precio que como uva genérica. Los vinos producidos son de las tres variedades de cepas señaladas sin ensamblajes, del tipo  varietal.

Para este año el proyecto contempla un excedente de vino de calidad para la venta, ya con la marca registrada y el sello “Lomas Campesinas”, que además de ser una “prueba de fuego” en el mercado real, permitirá incorporar fondos para la continuidad de este proyecto.

El director regional de Indap, manifestó que esta línea de acción  esta complementada con otras como la reciente gira tecnológica de pequeños viticultores a Francia, en la cual se llevaron muestras representativas de las cepas País, Moscatel de Alejandría y Cinsault, que fueron bien evaluadas en las universidades y centros tecnólogicos que formaron parte de la visita.

También la iniciativa se inserta en las diferentes líneas de acción que se realizan en la Mesa Regional del Vino, que contemplan medidas para los pequeños productores y comercializadores de uva vinífera; en la diversificación de viñedos de variedades viníferas que se están adaptando para la producción de uva de mesa y en la mejora de la tecnología de bodegas, para los pequeños viticultores completos, que producen y vinifican la uva que producen.

Ya se está con algún grado de avance en estas tres líneas, y lo que se busca es apoyar a una actividad tradicional como es la viticultura, actividad a la que se destinan más de 20 mil hectáreas en el secano costero de la región, y que es una actividad susceptible de desaparecer o atomizarse, sin mediar una estrategia  que valorice al producto local, lo que por lo demás es viable, como ya lo demuestran productores que están aplicando más tecnología y que tienen a los enólogos mirando hacia los “terroir” del Valle Itata.

Comentarios