Participación electoral en Ñuble se redujo al 12 por ciento

Por: Roberto Fernández Fotografía: Victor Orellana 09:15 AM 2017-07-03

Analistas coinciden en que el número de votantes fue mayor al esperado

Si bien la participación nacional bordeó el 13%, muy por debajo del 22% de las primarias de 2013, un factor determinante fue la ausencia de la Nueva Mayoría

Pese a que la participación electoral en las primarias de ayer llegó a un 13% a nivel nacional y a un 12% en Ñuble, bastante inferior al 22% de las últimas primarias presidenciales realizadas en 2013, los analistas coinciden en que el resultado fue mejor del esperado.

Según el Servicio Electoral (Servel), ayer votaron 1.811.411 personas (con el 99,94% de las mesas escrutadas), tanto en Chile como en el extranjero, de un padrón electoral de 13.552.823 habilitados para sufragar (excluye a los militantes de partidos que no participaron en el proceso), lo que arroja una participación de 13,36%. 

En tanto, en la elección de 2013 votaron 2.996.801 chilenos, vale decir, un 22,07% de los 13.573.143 personas que podían hacerlo.

En esa primaria, el conglomerado de derecha obtuvo 808.002 votos, mientras que la Nueva Mayoría sumó 2.142.070 votos.

En la primaria de ayer, en tanto, Chile Vamos logró sumar 1.417.637 votos.

Participación en Ñuble
En Ñuble la situación no fue muy diferente a la del resto del país. En total, votaron 47.761 personas, lo que corresponde a un 11,99% del padrón de 398.023 informada por el Servel para este proceso.

En tanto, en las primarias de 2013 se movilizaron 88.292 personas, que equivalen al 22,62% del padrón de Ñuble, que aquel año alcanzó a 390.255.

Las comunas que exhibieron las tasas de participación más altas fueron Chillán Viejo (15,16%), Pinto (14,45%) y Chillán (13,45%). Mientras que aquellas que mostraron menor nivel fueron El Carmen (8,65%) y Trehuaco (8,93%).

Rol del Piñerismo
En opinión de Paulina Pinchart, experta en marketing político e investigadora de la Universidad del Bío-Bío, no hubo grandes sorpresas en la elección de ayer, e hizo hincapié en que hay que ser muy cuidadosos al comparar la participación entre esta y la primaria presidencial de 2013, ya que en esta ocasión no participó uno de los dos grandes conglomerados políticos: la Nueva Mayoría (NM).

“No nos olvidemos que tras la primaria de 2013 la Nueva Mayoría fue gobierno, fue la que sacó la mayor cantidad de votos, entonces, desde ese punto de vista, con todo lo malo que yo veo en la cifra de participación de ayer, creo que no es terriblemente malo, pero lo explico producto del voto duro de Piñera. Yo creo que este es el piso de Piñera, pero lo que va a crecer Piñera respecto de los otros candidatos para las elecciones de noviembre va a ser menor. La tasa marginal de crecimiento de Piñera versus los otros candidatos va a ser menor porque su voto duro ya votó en esta”.

Desde esa perspectiva, si se comparan las votaciones de la derecha se observa que aumentó su adhesión desde los 800 mil votos en 2013 a 1 millón 400 mil, aproximadamente. 

No obstante lo anterior, Pinchart aseguró que “para la derecha no me atrevería a decir que es tan positiva, porque cada elección tiene su propio significado y el significado se lo dan los electores, no por el significado legal. Con esto quiero decir que para la derecha estas primarias fueron mucho más importantes que las anteriores, porque recordemos que Sebastián Piñera dijo que tenía que sacar muchos más votos que Beatriz Sánchez, entonces, en el fondo, aquí el voto de Piñera es su voto duro. Quien se movilizó hoy, considerando el tema del partido de fútbol, fue el voto duro, la gente que va a ir a votar pase lo que pase, y fueron a a votar especialmente los que consideraban más peligroso que perdiera”.

La académica explicó que “Piñera tenía dos fantasmas: uno era Ossandón, que se supone que no tenía que ser peligroso y los resultados determinaron finalmente que no era peligroso, pero podía serlo; y por otro lado tenía el fantasma de cuánta gente iba a ser capaz de convocar, que era el fantasma de Beatriz Sánchez y el Frente Amplio, porque ella toma el descontento de la gente que no está involucrada en política. Entonces, desde ese punto de vista, para nadie era más crítica esta elección que para el piñerismo, y ellos fueron los que ocuparon mayores recursos y energía para movilizar a su gente”.

Ahora bien, en términos generales, la experta calificó como “triste” el porcentaje de participación en la elección de ayer.

“Claramente, a la luz de la historia de nuestro país, de lo que nos costó volver a tener elecciones, de lo que nos costó para llegar a tener primarias, del esfuerzo histórico de un montón de gente que ha ido quedando en el camino, yo creo que este porcentaje es muy bajo, no tiene relación con lo que ha costado al país, y eso significa que efectivamente estamos en el mismo huracán que hay a nivel mundial de apatía política, no es muy distinto a lo que pasa en Estados Unidos y Europa”.

Además de la apatía política y la desafección de los chilenos con la política producto de los escándalos de corrupción, Pinchart también apuntó a otro factor coyuntural en estas primarias: el partido de fútbol de la Selección Chilena en Rusia.

Alta participación
Por otra parte Álvaro Acuña, académico del Departamento de Gestión Empresarial de la Universidad del Bío-Bío, afirmó que en comparación con la primaria de 2013, “la participación en esta elección fue alta, porque en las anteriores estuvieron los dos principales conglomerados políticos. En este momento tenemos a Chile Vamos que tiene partidos tradicionales que tienen más adeptos, que tienen gente muy tradicional que va a votar, al igual que la Nueva Mayoría, que no participó, y eso marca una diferencia, porque el Frente Amplio no es un conglomerado tradicional y no tiene mucha tradición”.

En ese sentido, Acuña reconoció que Chile Vamos logró aumentar el número de votantes, pero advirtió que “extrapolar esta votación a la que se va a registrar en las presidenciales de noviembre, yo no me atrevería, porque son situaciones distintas, y van a ser contextos distintos. Lo que digo es que no me atrevería a decir que va a haber una alta participación de Chile Vamos en la presidencial, o que esta votación se pueda extrapolar. Ahora estamos solo en una primaria, y todo indica que esto debiera aumentar, pero tampoco podemos afirmar que los votos de Ossandón y los de Kast se van a ir directamente a Piñera, mientras que los votos de Mayol sí se podrían traspasar, no todos, a Beatriz Sánchez, por la forma en que enfrentaron ellos públicamente sus diferencias”.

El profesional enfatizó que el 13% de participación a nivel nacional no es un número malo. “Mi juicio se basa en que hoy hubo un grupo importante de personas que no pudo participar porque estaban inhabilitados y un número importante de adherentes de los partidos de la Nueva Mayoría que no le interesaba ir a votar. Aún así hubo una participación de 13% y creo que eso es bueno, y sobre todo, para un conglomerado nuevo que está naciendo, que si bien tuvo una votación más pequeña, de todas formas logra alglutinar personas para levantar una candidatura”.

Comentarios