Ganadores y derrotados se unirán de cara a noviembre

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Fernando Villa 11:00 PM 2017-07-03

Los líderes locales de ambos sectores apuestan por posicionar sus ideas.

Tras las elecciones primarias en las que se comprometieron Chile Vamos y el Frente Amplio, donde hubo por ambos lados divergencias internas, debates intensos, acusaciones de todo tipo y la presentación de diversos modelos para el desarrollo nacional, la unidad apareció  como un valor que ambos pretenden encarnar en sus respectivos abanderados, de cara a la primera vuelta.

Luego de los comicios, celebrados por los conglomerados como una muestra de civilidad, llega el momento de iniciar el trabajo en terreno para que los candidatos a la presidencia, Sebastián Piñera por Chile Vamos y Beatriz Sánchez por el Frente Amplio, tengan una adecuada representación local, sumando votos a la victoria nacional que ambos buscan.

Para eso es clave el rol de los derrotados, que debieran sumar su respaldo a los ganadores. En Chillán entre quienes respaldaban a Manuel José Ossandón hubo conformidad respecto del apoyo alcanzado por aquel, pues a pesar de haber perdido, habría logrado “posicionar valores y temas que generan matices en Chile Vamos”, comentó Susana Martínez, quien fuera la cara más visible del ex alcalde de Puente Alto.

La concejala de Chillán Viejo planteó: “siempre dije que quien ganara la primaria sería nuestro abanderado y la persona a la que tenemos que apoyar para cambiar las cosas en nuestro país”.

Agregó que efectivamente los debates realizados en el marco de las primarias afectaron la candidatura de Ossandón. “Es evidente que se le vio más débil que sus contendores, Sebastián Piñera y Felipe Kast”.

Más allá de cómo se dio el proceso, destacó que permitió de una manera transparente elegir al presidenciable de la oposición, en este caso Piñera, quien aseguró, “liderará el próximo Gobierno”.

El ex diputado de RN Frank Sauerbaum sostuvo, desde la vereda de los ganadores, que a pesar de las diferencias surgidas en los debates internos, ellas no consiguieron desgarrar a la derecha, que “es la única fuerza capaz de dar gobernabilidad al país”.

Agregó que a pesar de que la campaña se inicia en agosto, desde hoy comienza un trabajo muy intenso para que los seis candidatos a diputados de su sector y los que aspiran a CORE, además de alcaldes y fuerzas de la derecha que potencien el nombre de Sebastián Piñera.

El dirigente local de la UDI Juan José González planteó que en su sector existe una unidad irreductible tras Sebastián Piñera, lo que a su juicio se manifestará en altos porcentajes de votación en la provincia.


Frente Amplio sin mayores diferencias
Desde el Frente Amplio el dirigente José Luis Guzmán manifestó que las primarias tuvieron la virtud de zanjar de manera democrática, y sobre todo transparente, al abanderado de un sector que en términos objetivos no vivió grandes diferencias internas.

Manifestó que tanto Beatriz Sánchez como Alberto Mayol encarnaron muy bien los principios de la colectividad,  por lo que para ninguno de sus militantes y seguidores será un problema traspasar apoyos a la primera.

Guzmán recalcó que si bien Mayol es un teórico de fuste, Beatriz Sánchez posee condiciones personales que la convierten en una figura política muy atractiva en el ámbito nacional.

Agregó que el Frente Amplio en su corta trayectoria logró alcanzar un desarrollo que lo convierte en una fuerza política con un potencial de crecimiento relevante.

El dirigente local destacó a que el Frente Amplio “se ubica como una fuerza política que es capaz de hacer frente al duopolio que ha gobernado Chile por los últimos 27 años y por eso vamos con Beatriz Sánchez con todo a la elección de noviembre próximo”.

Los representantes de los diversos partidos y fuerzas políticas que forman Chile Vamos y el Frente Amplio pusieron énfasis en que tras los resultados entregados ayer desde hoy mismo comienzan las acciones orientadas a posicionar a sus candidatos de cara a la elección de noviembre, donde se encontrarán con los líderes de la Nueva Mayoría.

Lo que si tienen claro es que el proceso eleccionario sirvió para medir fuerzas internas y poner en el debate las ideas que ambos defienden de cara a un país expectante por la Presidencial que se avecina.

Comentarios