Apostador inicia balacera tras perder $15 millones

Por: Agencias Fotografía: Agencia Uno 09:45 PM 2017-07-03

El hombre abrió fuego al mediodía al interior de la zona VIP del recinto, luego de perder unos $15 millones.

Estudió en el Instituto Nacional y era un asiduo asistente al recinto de apuestas.

El veterinario Osvaldo Campos Azócar (42) desenfundó su arma y comenzó a disparar. Llevaba horas apostando en el Casino Monticello y la pérdida de 15 millones de pesos en apuestas, fue la detonante de su ira, que las emprendió a balazos contra los asistentes. 

Producto de este tiroteo falleció el croupier, Óscar Elías Reyes Valenzuela y Carolina de los Ángeles Carreño Ávila, también trabajadora del recinto.

Según las imágenes, el autor de los disparos se dio el tiempo hasta para cambiar un cargador de la pistola para continuar disparando.

Además, resultaron heridos Luis Miguel Mora Arce, Macarena Inés Abarca Vásquez, Stazy Leandra López Bombo y José Villaseñor Pérez.

El profesional, a continuación huyó en dirección a los baños del establecimiento, donde se parapetó. Comenzaba así un intenso operativo policial en el principal recinto de apuestas del país. 

Luego de cuatro horas, carabineros pudo ingresar al baño comprobando que Campos se encontraba sin vida en su interior. 

Aunque se confirmó el suicidio, efectivos policiales descartaron que se haya debido a un impacto balístico. 

El general de Carabineros, José Rivera, jefe de zona de O’Higgins, detalló que “Carabineros, de acuerdo a su protocolo, optó por ingresar, percatándose que el autor de estos disparos se encontraba fallecido”.

Especificó que el sujeto no se disparó y que Labocar está realizando los peritajes correspondientes: “No es por impacto balístico. La persona era de profesión médico veterinario”, afirmó a radio Cooperativa. 

Además, dio cuenta que al interior del baño también había un guardia del casino y que el atacante “probablemente nunca supo” de esta otra persona en el lugar. “Cuando ingresamos, (el guardia) estaba afectado emocionalmente, en buenas condiciones”, dijo Rivera.

Mientras que desde el Ministerio Público informaron que se encontró una jeringa junto al cuerpo de Campos Azócar.

El tirador, que poseía antecedentes por secuestro, tenía tres armas inscritas a su nombre y utilizó una de ellas en el ataque.

En medio de la conmoción, salieron al tapete los protocolos de seguridad del recinto, debido a que no existen detectores de metales y que se estaba evaluando su implementación.

Expulsado del gremio
Desde el Colegio Médico Veterinario de Chile salieron a aclarar que el responsable de la balacera no tiene vinculación con el gremio.

A través de un comunicado, el presidente del gremio, Felipe Bravo, lamentó lo ocurrido y envío “nuestras condolencias a las familias de las personas afectadas en tan reprochable incidente”.

Sostuvo que el médico veterinario Osvaldo Campos “fue expulsado del Colegio Médico Veterinario de Chile con fecha 15 de mayo por unanimidad, debido a variadas denuncias éticas en su contra, luego de una investigación interna realizada por el comité de ética de nuestra institución”.

También indicaron que él “nunca ha presidido nuestra institución”.

Comentarios