Los chillanejos que se la jugaron por Chile hasta la final

Por: Camilo Díaz 2017-07-02

La “Marea Roja” presente en Rusia, se tomará hoy el estadio Krestovski de San Petersburgo, y la presencia de hinchas de Chillán no podía faltar. Los más osados, apostaron por comprar los tickets hasta la misma final de hoy, apuntando de lleno precisamente a la gran campaña que realizó la Selección Chilena para llegar a definir hoy ante Alemania al monarca de la Copa Confedereaciones de Rusia 2017.

“El chi, chi, chi, le, le le, lo repiten todos los niños acá en Rusia, donde la verdad como chilenos hemos llamado mucho la atención”, narra desde San Petersgurbo Carlos Navarro (29), ingeniero en Estructuras, quien tras desembolsar cerca de 300 dólares se hizo de todas las entradas con la convicción de que Chile se metía en la final.

Si tras la pantalla chica los 17 millones de chilenos se paralizaban al borde de un infarto en la semifinal ante Portugal, la experiencia de vivirlo ‘in situ’ parecía “tragedia”.

“Lo de Portugal fue muy ‘cuático’. Nadie quería nada, nadie sacaba fotos o estaba grabando, lo único que queríamos era gritar un gol de Chile. La mitad del estadio eran chilenos y el resto rusos, los que apoyaban en todo y tirando para arriba incluso a nosotros como hinchas que estábamos con tragedia”, dice Navarro, agregando que antes de que comenzaran los penales, a Claudio Bravo se le veía otra “templanza”. “Ya con el último penal tapado por Bravo estalló el estadio y sin exagerar fue carnaval en Kazán”, acotó el oriundo de la Villa Las Mariposas, y que desde hace un año está radicado en Alemania.

Desde el 2016 otro chillanejo, Pablo Escobar (29), organizó su viaje al gigante europeo, y también apostó por estar en todos los partidos de Chile, además de la semifinal y final.

“Lo de la semifinal fue tremendo. Los palos en el tiempo extra fue recordar lo que fue en Brasil y se vinieron todos esos pensamientos, pero estábamos con la fe en que Chile en esos momentos importantes juega diferente”, dijo Escobar, ingeniero civil informático, quien trabaja desde hace dos años en Viña del Mar, y que valoró el “impresionante apoyo de los rusos, sobre todo, con los cantos. En la final seremos nuevamente locales, y quedaremos sin voz gritando los goles de chilito”, sentenció.

Navarro asume el también favoritismo de Alemania, pero es claro en que los teutones “no pueden ganar la Copa porque no vinieron a eso, sino que a probar su recambio. Esta final es de chilito”.

“Estamos confiados en el triunfo. Este equipo es capaz de cualquier cosa, pues más allá de las individualidades, son un equipo. El apoyo de los rusos se nota no solo en el estadio, en la calle, el metro también, es muy cariñosa la gente de acá con los chilenos. Volveremos con la Copa, no lo duden”, dijo también de San Petersburgo, el abogado chillanejo Giovanni Gotelli.

Comentarios