Alumnos UdeC dieron asesoría a Pymes

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 11:10 PM 2017-07-01

Un total de 34 pequeñas y medianas empresas de la Provincia de Ñuble recibieron asesoría de parte de profesores y alumnos de la Escuela de Administración y Negocios (EAN) de la Universidad de Concepción, fruto del protocolo de colaboración firmado el año pasado con el Centro de Desarrollo de Negocios de Chillán, y que comenzó a materializarse a partir de marzo a través de un proyecto de extensión.

Según explicó el académico Carlos Figueroa, uno de los principales gestores de la iniciativa, ésta contempló el apoyo de parte de la EAN a los usuarios del Centro de Desarrollo de Negocios en un formato de asesoría que abarcó dos aspectos: El primero de ellos es uno que involucra la participación de 45 alumnos que cursan la asignatura de Marketing, liderados por la profesora Alejandra Pelayes, donde cada grupo de 4 alumnos se hizo cargo de todos los aspectos relacionados con la imagen del negocio, el uso de redes sociales para dar a conocer un producto o servicio, etc., terminando finalmente con la creación de un plan de marketing.

El segundo aspecto cubierto fue la asesoría tipo clínica que realizó un grupo de cuatro profesores de la Escuela, en tres sesiones diferentes, en temas como reforma tributaria, fuentes de financiamiento y marketing.

Este viernes se realizó el acto de cierre de actividades del primer semestre, en el que los 11 grupos de alumnos presentaron los resultados del plan de marketing para igual número de pymes: Comercial Milanese, Emporio Lu, Kintegra, Cabañas Pily, Bodeguita de Trinidad, Zambrano Climatización, Camp, DI, Truck Service Security Chillán, Kuta Batik y Setih.

El acto contó con la participación de Rodrigo Fuentes, director (I) de la EAN; académicos, empresarios beneficiados y Fernando Barrales, asesor senior del Centro de Desarrollo de Negocios.

Balance positivo
El balance de lo realizado fue calificado como muy positivo por parte de los involucrados. Según manifestó Fuentes, “de esta forma se materializa un importante rol de la Universidad de Concepción como agente involucrado con su entorno y las problemáticas que existen allí. A su vez, los alumnos ponen en práctica aquello que han aprendido en la academia y sienten que han aportado desde su formación, aún en desarrollo, a mejorar las condiciones de un grupo de emprendedores”.

El académico valoró que “es la primera vez que tenemos una actividad tan masiva que vincula a alumnos con empresas, lo que tiene un impacto mayor”, y manifestó que “la idea es que esto sea permanente, que no termine aquí”.

En ese sentido, Barrales sostuvo que se cumplió con las expectativas. “El objetivo era buscar un acercamiento entre el estamento académico, que son los alumnos, y los empresarios, para que se apoyaran mutuamente. En primer lugar, para que los empresarios tuvieran una visión actualizada de los mecanismos para mejorar sus emprendimientos desde el punto de vista de las ventas, y por otro lado, para que la universidad pudiera ayudar a sus alumnos a entender la praxis de estos negocios”.

Si bien Barrales explicó que el Centro de Desarrollo de Negocios también brinda asesorías de marketing a las empresas que atienden, descartó que con este protocolo exista una duplicidad de esfuerzos: “es un complemento, porque nuestra actividad está enmarcada en un plan de trabajo que cubre muchas áreas, en un periodo muy corto, y por lo tanto, este apalancamiento externo nos ayuda a que el aporte sea más especializado”.

De igual manera, Héctor Luarte, propietario de Setih, quien agradeció al Centro y a la EAN, pero principalmente a los alumnos, sostuvo que “en la medida que trabajemos de manera colaborativa entre empresarios y trabajadores, así como las empresas con la academia y el Estado, vamos a lograr nuestros objetivos”.

Comentarios