Navea se luce ante campeón olímpico de Río 2016

Por: Camilo Díaz Fotografía: Mas TKD 2017-06-30

No todo los días un chillanejo se mide ante un campeón olímpico y lo hace ver mal.

Eso hizo el taekwondista seleccionado chileno Sebastián Navea González (22), en el Mundial de Corea del Sur, Muju 2017, donde quedó entre los mejores 16 del orbe en la categoría -63 kilogramos.

Pasadas las 21.00 horas del miércoles en Chile, el formado en Guerreros Sepul y alumno de la UBB Chillán pisaba el tatami del más grande Mundial de taekwondo de la historia, con cerca de 970 deportistas de más de 130 países. 

El primer rival, su similar de República Dominicana, Bernardo Pie (22), vicecampeón Panamericano el año 2014, mostró un estrecho duelo, y a segundos de terminar, estando por un punto abajo, se quedó finalmente en favor de Navea 9-8.

Poco antes de la 01.00 horas nuevamente el chillanejo salía a la acción, ahora frente al egipcio Ali Youssef (23), 6º del mundo en la categoría y con ocho  medallas internacionales. El chileno se mantuvo prácticamente toda la pelea arriba en el marcador, el cual terminó 19-12 a su favor.

Con el objetivo cumplido de estar en tercera fase, y cuando el reloj marcaba cerca de las 03.00 de la madrugada del jueves, fue el turno del chino Zhao Shuai (21), actual campeón olímpico de Río 2016 y bronce en el Mundial de Rusia 2015.

“Una vez en el tatami los grandes trofeos y medallas quedan afuera”, dijo en una anterior entrevista el taekwondista a LA DISCUSIÓN, mentalidad que quedó en evidencia ante el gigante asiático, a quien le batalló de igual a igual, lo que se reflejó en un cerrado final 15-16.

“Con gusto a que podía más”

Con el nivel mostrado en la cita planetaria, asume que pudo haber hecho más.

“Quedé con gusto de que podía más sinceramente. Si bien estaba mentalizado en llegar hasta octavos de final, con Zhao, intenté hacer mi mejor pelea, y me ganó por un punto. Le costó avanzar a la siguiente ronda”, dijo el chillanejo, agregando que en su balance está contento “para poder medirme y demostrarme que sí soy capaz de estar en la elite mundial, y competir en este nivel, así que ahora a bajar de peso nuevamente para el Open de Corea del Sur, corregir ciertos detalles y a sumar más puntos”.

Talento demostrado

Lo más difícil para Navea,  antes que el Mundial, fue poder ser considerado para ponerse el buzo de la selección nacional, para lo cual tuvo que arribar un nuevo ‘head coach’ al mando de “La Roja” de taekwondo, el cubano Ramón Arias, quien no tardó en ver el talento oriundo de Ñuble.

“Qué mas puedo decir, el mejor, de igual a igual al campeón olímpico, un punto y hace historia, que orgulloso me siento”, dijo su formador de Guerreros Sepul, Daniel Godoy, quien junto al grueso de sus dirigidos apoyaban en vigilia vía online a uno de los suyos.

“A pesar de haber sido despreciado e ignorado por muchos que hoy te sobarán la espalda, demuestras con creces una vez más que estas para grandes escenarios, ganándote tu lugar como los ‘hombres de verdad’ en el tatami”, expresó el entrenador capitalino Juan Carlos Aguayo, de la academia Rott TKD, donde Navea también se foguea con los mejores de Chile. Rodrigo Levicoy, director nacional de la Federación Chilena de Taekwondo, se sumó a la loas del mejor rendimiento chileno en el Mundial de Corea.

“Estás donde te mereces después de tanto tiempo, de desembolsar de tu propio bolsillo para prepararte, demostrando que debes estar en la selección y al fin llegó el momento”, apuntó el directivo.

Finalmente, según precisó el propio exponente local, junto con todos quienes han sido parte de su formación, vital fue el apoyo del adiestrador nacional. 

“El ‘profe’ estuvo contento con mi participación, porque se nota que hay un trabajo de por medio que conseguí aplicar. El hombre es un siete. Me aleonaba a dejarlo todo en la cancha, y me hacía creer en mí. Primera vez que lo tengo en la silla, y me encantó como me dirigió porque esa energía que viste, me la traspasaba a mí”, sentenció el talento de nivel mundial.

Comentarios