“Es necesario introducir una mayor flexibilidad laboral”

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 08:10 PM 2017-06-29

Chile debe acometer una serie de tareas pendientes si quiere que su economía vuelva a crecer en torno al 4%. Eso se desprende de la conferencia “Evolución reciente y perspectivas para la economía nacional”, brindada por el vicepresidente de BancoEstado, Enrique Marshall Rivera.

La actividad, desarrollada en el Centro de Extensión de la UBB, fue organizada por la subgerencia regional de BancoEstado y por la Facultad de Ciencias Empresariales de la UBB.

Marshall realizó una contextualización describiendo los escenarios internacional, nacional y regional, para luego aportar algunas perspectivas. “Como resultado del boom del precio de los commodities y del cobre en particular, se postergaron algunas tareas que la economía chilena debía acometer y por tanto, ahora que estamos con precios más bajos nos damos cuenta que no lo hicimos, que era necesario y hoy aparece como mucho más apremiante”.

Las tareas pendientes, según el economista, se vinculan con algunas debilidades de la economía nacional, como la concentración de las exportaciones en recursos naturales; la necesidad latente de modernización del Estado en diversos ámbitos; la aún débil institucionalidad para abordar nuevos temas como el medioambiental; un mercado laboral no suficientemente flexible; estancamiento de la productividad y otros retos en educación y capacitación, específicamente en el ámbito de la calidad. “Creo que ahí están los temas, los retos que tiene la economía chilena para volver a crecer a tasas que procuren el 4%”, aseveró.

Al ser consultado sobre los desafíos de las regiones con vocación productiva agrícola, como es el caso de Ñuble, expresó que es necesario introducir una mayor flexibilidad laboral, con el propósito que las contrataciones puedan fluir con mayor facilidad. “En el sector agrícola cuesta encontrar mano de obra. La regulación es bastante restrictiva y creo que ahí hay una tarea importante para poder promover mayor empleo en el sector”, precisó.

Marshall aseguró que cualquiera sea el próximo Gobierno, este deberá necesariamente hacer frente a estas situaciones. “Quizás, el gran riesgo es que al producirse una cierta recuperación cíclica, nuevamente volvamos a no acometer las tareas pendientes. Porque la recuperación tendrá lugar de todas maneras, pero puede parecer que la economía chilena comienza a superar los problemas que tuvo en el pasado y eso conduzca a que las decisiones relevantes, importantes, determinantes para nuestro crecimiento a largo plazo, se vuelvan a posponer”, advirtió.

Proyecciones positivas

Comentó que las proyecciones de los analistas sobre el comportamiento del precio del cobre apuntan a un fortalecimiento más rápido de lo previsto cuando comenzó su deterioro, con lo que la libra se ubicaría en torno a los 2,8 dólares en noviembre.

Esto está en línea con las expectativas de los analistas respecto de una recuperación del crecimiento de la economía chilena, en que se proyecta una variación de 2,5% en 2018, un punto más que el 1,5% pronosticado para 2017.

Expresó, además, que en la zona central del país (incluida Ñuble) los ajustes en la dotación de mano de obra en las empresas debieran ser acotados; que las empresas ligadas al sector forestal han reducido sus expectativas de crecimiento en el mediano plazo y que, en general, las decisiones de inversión han estado enfocadas en aumentar la productividad más que en ampliar capacidades productivas.

Comentarios