Testimonio de abogada chillaneja abre debate por Ley de Aborto

Por: Carolina Gómez Fotografía: Pilar Gutiérrez 09:35 PM 2016-04-05

Pilar Gutiérrez tiene 35 años, es chillaneja, abogada, consejera nacional de la Democracia Cristiana (DC) y actualmente trabaja como jefa de la División de Administración y Finanzas de la Segpres. 

Su crudo testimonio, emitido durante un Consejo Nacional de la Democracia Cristiana, mientras el partido discutía su postura frente al proyecto de aborto por tres causales, abrió un intenso debate interno en torno a la Ley de Aborto, lo que se acrecentó la semana pasada, luego que a través de una entrevista otorgada a El Mostrador, se divulgara su historia, que incluye un abuso sexual y un embarazo inviable el año 2011.

El relato de Pilar ha cobrado importancia porque luego de conocer su experiencia, se generó un debate entre quienes apoyan la Ley de Aborto y quienes no. Y es que, desde la vereda de los protagonistas, la abogada es una férrea partidaria del aborto en las tres causales que propone el proyecto de ley, ya que según lo expresado por ella, si se le hubiese permitido abortar, probablemente lo hubiese hecho, todo para evitar el dolor que pudo haber sentido Josefa Belén, la niña que murió dentro de su vientre y que tenía el síndrome de Turner, que le provocaba tumores en todo su cuerpo. 

LA DISCUSIÓN se comunicó con la chillaneja para conocer su opinión sobre las repercusiones de su historia, y junto con agradecer las muestras de apoyo recibidas tras la entrevista, comentó que luego de divulgar su historia “fue un día especialmente intenso en lo emocional y político para mí, y fue maravilloso recibir mensajes en que personas me dijeran que con mi historia les había hecho repensar en su posición sobre el proyecto de aborto en tres causales y que habían entendido que ninguna mujer aborta feliz, sino que es una situación extremadamente dura por la que ninguna mujer debería ser juzgada. Eso hace que valga absolutamente la pena haberme expuesto de esa manera. Saber que pude ayudar a no demonizar un proyecto que no obliga a nadie a interrumpir su embarazo, pero que puede salvar la vida emocional de mujeres, niñas y sus familias que decidan recurrir a ello en estas excepcionales causas, es una gran satisfacción”, comenta la abogada local radicada en Santiago.

Agrega además que “se ha producido algo bien fuerte con mi testimonio, y es que gente conocida y otras que no me conocía antes, me han escrito sus historias propias y me han contado sus dolor por situaciones extremas que les ha tocado vivir. Sintieron que la entrevista les hacia un poco de justicia a todas las mujeres y niñas que guardan por años -algunas para siempre- sus historias de  abuso y de embarazos vulnerables. Ha sido súper fuerte leer y escuchar tanto dolor, pero me siento feliz de que mi experiencia haya servido para generar un pequeño espacio de complicidad con estas mujeres fuertes y guerreras”, afirma.

Sobre las reacciones dentro de su partido tras narrar su historia, que incluye una historia de abuso a los 10 años cometido por un familiar, la abogada explica que su testimonio era conocido internamente en el Consejo Nacional de la DC, del que muchos parlamentarios son parte. “Intenté que fuera lo más respetuoso con todas las posturas internas del partido, siendo no más que un llamado a mis camaradas a legislar con la mano en el corazón de Chile y no solo desde la propia doctrina. Nunca podemos olvidar que el bien común es nuestro norte y confío en que así será”, explica.

Consultada sobre si apoyaría la idea de legislar por el aborto libre, Pilar fue clara indicando que “de ninguna manera. Creo que la vida humana está en evolución desde el momento de la concepción y creo en la dignidad del niño que está por nacer”. 

Comentarios