Mayol:“Hemos diseñado un sistema con pilares distintos a los actuales"

Por: Susana Núñez Fotografía: Víctor Orellana 10:40 PM 2017-06-21

50 ciudades contempla la gira de Mayol a nivel nacional

Mayol estuvo con el candidato a diputado de Igualdad, Enrique Jara.

El candidato puso un fuerte acento en la necesidad de dar mayor autonomía a las regiones.

En el marco de su gira nacional, llegó ayer a Chillán el precandidato presidencial del Frente Amplio, Alberto Mayol, quien fue recibido por dirigentes vecinales, representantes sociales, estudiantes y profesionales.

No es primera vez que el postulante visita la capital ñublensina, ya que antes había estado en la ciudad por motivos académicos. En esta oportunidad llegó hasta la Biblioteca Municipal para participar en el “Foro de Políticas Públicas con enfoque de Derechos”, donde habló de las propuestas de Gobierno que pretende desarrollar de la mano del Socialismo Allendista, Igualdad, Ukamau y Partido Pirata.

En su camino a La Moneda el sociólogo apunta a generar una transformación del modelo de desarrollo más profunda, a su juicio, que la propuesta de su contrincante en Primarias, Beatriz Sánchez. Mayol se manifiesta partidario de aplicar cambios en el actual sistema de pensiones, en la educación, salud, Ley de Pesca y manejo de recursos naturales.

“Si quieres tener buenos salarios en Chile, el actual modelo que está basado en el extractivismo de materias primas no alcanza. Se necesita una matriz productiva que no genere un atentado al medio ambiente, eso se puede hacer, pero requiere otros tipo de discusión, por eso hemos diseñado un sistema con pilares distintos a los actuales. Queremos fortalecer mucho la microempresa con capital de trabajo, sin impuestos y aumento de la recaudación a través de la participación del Estado en empresas estratégicas”, propone Mayol.

La gira de Mayol, denominada “La rebelión de las regiones”, da luces de uno de los sellos de su plan de gobierno, la descentralización, que a su juicio, no se consigue optando por crear nuevos territorios, como el caso de la futura Región de Ñuble, sino otorgando mayor poder a los gobiernos locales.

“La nueva región ayuda, pero de manera marginal, ya que es el clásico mecanismo de muchos gobiernos para tener más oportunidades. En Chile el 10% del presupuesto de la nación se va a los municipios, el estándar mundial es de 25. Los gobiernos regionales tienen participación escasa en el presupuesto. La gente me dice: hagamos una nueva región, sí va tener algunas ventajas de negociación, pero estamos hablando de la distribución real de los recursos, entonces, fue mecanismo para distraer la atención en un tiempo y sirvió, pero a través de los años, no hay cambios sustantivos en eso”, opinó el postulante.

Sin continuidad
De ser elegido Presidente, el candidato descarta dar continuidad a las reformas del Gobierno de Michelle Bachelet, ya que a su juicio “son muy malas” principalmente la educación y de las pensiones. “Haría reformas mucho más profundas e importantes y evidentemente bien hechas para no retroceder”.

Las dificultades que conlleva ejecutar un plan de gobierno con escasa representación en el Parlamento no parecen afectar  sus aspiraciones presidenciales, ya que confía, dice, en lograr una política de acuerdos.

“En los 70 se llegó a un acuerdo en la nacionalización del cobre que hasta el día de hoy nos ha servido para alimentarnos, y eso fue un acuerdo entre la izquierda y la derecha. Parece que esos acuerdos son perfectamente posibles”, precisó.

Comentarios