Servicios hacen última compra de leña antes de prohibición

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2017-06-21

La restricción al uso de leña en días críticos incluye a casas particulares y reparticiones.

La última compra de leña, antes de que empiece a regir para ellos la prohibición al empleo de calefactores que funcionen con el popular combustible, están realizando las reparticiones públicas de la intercomuna.

Desde febrero pasado instituciones como el Departamento de Educación Municipal (DAEM), Carabineros, Servicio de Salud Ñuble y Ejército licitaron la adquisición de biomasa para la calefacción de sus dependencias.

La que más recientemente concretó la compra de leña seca es el Regimiento Nº 9 “Chillán”, que este martes cerraron el proceso que contempla una inversión de $1.894.000.

Por su parte el DAEM fue el primero en abastecerse del producto para los jardines, salas cunas, escuelas y liceos que administra, para los cuales tuvo que desembolsar $20.000.000.

Si bien el inventario de emisiones de material particulado fino (MP2,5) elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente indica que las viviendas son las responsables del 93% de la saturación, el Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA) vigente para Chillán y Chillán Viejo contempla restricciones uso de leña en jornadas proyectadas como críticas incluso en los establecimientos de las reparticiones.

De hecho, de acuerdo al artículo 16 del  subcapítulo 2.2 del PDA intercomunal, que explica sobre la “Regulación referida al uso y mejoramiento de la calidad de los artefactos”, los servicios públicos tendrán un plazo de 24 meses para hacer el recambio de estufas por otros aparatos que consuman combustibles diferentes a la leña. 

“Transcurridos dos años desde la publicación del presente plan en el Diario Oficial, se prohíbe el uso de calefactores a leña en las dependencias de los organismos de administración del Estado, establecimientos educacionales municipales, y salas de espera de consultorios y centros comunitarios de salud familiar de la Zona Saturada”, expresa textualmente el documento promulgado el 28 de marzo del 2016. 

Así, los edificios donde se atienda a público al año 2018 deberán contar con equipos eficientes o sistemas no contaminantes.

Preparándose
Un total de 80 metros cúbicos de leña seca para el Consultorio Violeta Parra adquirió el Servicio de Salud Ñuble (SSÑ) a inicios de este mes.

Respecto a cómo se proyecta el cambio en el sistema de calefacción en sus locales dependientes, el director del SSÑ, Iván Paul, indicó que ya se está analizando el tema.

“Estamos concretando la reconversión de algunos inmuebles en los que funcionan principalmente dispositivos de salud mental dependientes. Lo mismo ocurrirá durante este año con el Cesfam Violeta Parra”, explicó, acotando que los locales que emplean leña se rigen bajo la regulación vigente y se preocupan de que esta sea certificada y tenga menos del 25% de humedad.

Iván Paul aclaró que edificios como el Hospital Clínico Herminda Martín desde el año 2011 utilizan gas y otros, como las oficinas de la calle Bulnes, electricidad.

Estudiando proyectos
Alejandro Sandoval, comandante del Regimiento Nº 9 “Chillán”, precisó que la institución está evaluando dos posibles opciones para realizar el cambio en el sistema de calefacción en los ambientes de cuartel.

“Tenemos que darle cumplimiento al Plan de Descontaminación y sus plazos que dicen que desde marzo del 2018 no debemos tener calefactores a leña.

Tenemos claro que este proceso de compra que estamos haciendo ahora, que son 53 metros cúbicos, es el último que hacemos, y ya estamos trabajando en nuestra reconversión hacia una matriz limpia, que sería a electricidad o a gas. Esos dos proyectos estamos estudiando detalladamente”, indicó.

Comentarios