Clausuras: notifican a 10 de 25 casinos populares

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 09:50 PM 2017-06-21

La ordenanza regula la autorización y explotación comercial de máquinas de habilidad o destreza en Chillán.

La ordenanza fue aprobada en sesión de Concejo Municipal del 19 de agosto de 2013.

25 locales deben cerrar sus puertas. Hasta ahora 10 han sido notificados.

Diez, de un total de 25 casinos populares de la ciudad, han sido clausurados por la municipalidad hasta hoy, en un plan de endurecimiento de las reglas del juego para todos aquellos contribuyentes que no cumplen con sus compromisos con el gobierno local.

Las llamadas salas de juego son los establecimientos donde más se ha notado los efectos del cambio de política implementada por la entidad edilicia,  desde que está al mando de la oficina de fiscalización el sociólogo Daniel Fuentes Almendra.

Este comentó que la clausura que afecta a los negocios que ocupan máquinas considerada de azar es parte de un plan mayor, que tiene como finalidad hacer cumplir la Ley de Rentas Municipales, donde los comerciantes se obligan con la municipalidad a cumplir una serie de requisitos.

Siempre amparados por la legislación, el equipo realizó un análisis de los locales comerciales que a pesar de estar en operaciones, carecen de patentes, lo que obliga al cierre de ellos.

Además, otro requisito que conduce a la clausura corresponde a la existencia de deudas que mantienen los contribuyentes con la entidad edilicia, las que pueden ser de larga data en algunos casos.

Fuentes planteó que en este caso se han encontrado con locales cerrados, pero los compromisos financieros con la municipalidad se mantienen, por lo que cuando los comerciantes pidan una nueva patente se enfrentarán al pago.

En todo caso, sostuvo que “aplicamos el criterio y cuando vamos a cerrar locales comerciales que mantienen deudas con la municipalidad incluso podemos darle un plazo perentorio para cancelarlas. En muchos casos ello ocurre y pueden seguir funcionando”.

Vulneración de giro
Un tercer elemento que lleva a que la municipalidad ordene el cierre de los negocios se refiere a la adulteración del giro,  lo que implica desarrollar una actividad comercial distinta a la pactada inicialmente. Es en este caso donde se circunscriben las clausuras que afectan a los casinos populares.

El hecho que la municipalidad haya ordenado la suspensión de toda actividad pública de los recintos orientados a la entretención y de apuestas que vulneran la ley y la ordenanza local, no implica que ellos estén cerrados,  pues en general los dueños y administradores de aquellos han optado por no respetar la medida municipal.

De esta manera, en un acto calificado como de desacato el jefe de fiscalización sostuvo que los empresarios rompieron los sellos aplicados por el ente municipal, lo cual es un delito.

Esta transgresión a las normativas legales por parte de los locatarios tiene como efecto sanciones aplicadas por los Juzgados de Policía Local y además denuncias ante la justicia, varios de los cuales ya se han concretado.

Los decretos de cierre de locales, como adelantó LA DISCUSIÓN, se encontraban firmados por el alcalde desde la semana pasada y desde entonces los fiscalizadores municipales se han desplegado en terreno con la finalidad de cursar las sanciones.

Para que las clausuras puedan ser concretadas, es necesario que los establecimientos se encuentren abiertos, lo cual fue un problema en algunos casos, pues advertidos de la fiscalización algunos optaron por no abrir durante algunos días.

Desde la dictación de la ordenanza que regula los juegos de azar permitiendo solo los de destreza y habilidad, han sobrevivido unos 25 locales, los que mantienen giros muy diferentes de los que inicialmente solicitaron, pues aparecen registrados como cibercafé o locales de juegos electrónicos.

En las próximas semanas la municipalidad seguirá desarrollando las acciones de control en diferentes sectores de la ciudad para clausurar locales que vulneren la Ley de Rentas Municipales.

El municipio recalcó que la “clausura de actividades comerciales nunca ha estado limitada a un giro en particular, sino que a toda actividad comercial patentada y que caiga en las tres causales que son: ejercer la actividad sin patente municipal; estar en mora en el pago de la patente y alterar el giro de la patente otorgada”.

Comentarios