Salida de Molini abre la ventana a un histórico diablo

Por: Camilo Díaz 2017-06-18

De aciertos y desaciertos bien ha sabido Ñublense en materia de contrataciones. Y es que el historial del Rojo no solo se ha visto tropezado con la reciente salida del delantero argentino Martín Molini (22), quien arrastraba una antigua lesión que lo tuvo desde su arribo entrenando de manera diferenciada en el elenco diablo, hecho desconocido por Ñublense cuando se acordó su llegada en condición de préstamo desde Huachipato.

En la temporada 2005 pasó algo similar con el argentino Francis Ferrero, a quien se le detectó un problema crónico de rodilla, no pudo jugar y se tuvo que ir. También es recordada la lesión del también argentino  Matías Manrique, zaguero central, jugó algunos partidos, y que fue suspendido por dichos racistas contra el jugador de Unión Española, el ecuatoriano Giovanny Espinoza. Cumplida la sanción, fue finiquitado por la dirigencia dado que la lesión no lo dejaba jugar con regularidad. El volante Pablo Bolados, en la temporada 2007, alcanzó a estar en la pretemporada a inicios de año, pero tampoco llegó a jugar por el Rojo.

La opción de Villalobos

“Si se llegase a lesionar algún jugador podríamos considerar la opción de traer un último jugador”, precisaba un dirigente de Ñublense previo a la ya sabida partida de Martín Molini. Lo anterior, abre una ventana para un último refuerzo en Ñublense, y todo apunta a que dicho hombre sea para reforzar la delantera diabla. Ante tal escenario, la figura del histórico goleador del club, Manuel Villalobos, comienza a tomar fuerza, ratificado que el atacante no sigue en los planes de Deportes Iquique.

El propio Villalobos reconoce con buenos ojos la opción de recalar nuevamente a Ñublense, según manifestó a un cercano amigo chillanejo. “Hablamos casi todos los días. Ahora está en Santiago. Me dijo que quería terminar de jugar en el club que lo hizo renacer futbolísticamente, o sea Ñublense, pero hasta el viernes nadie del club lo ha contactado”, precisa el también hincha local.

“Villagol” asumió en entrevista con LUN que hay sondeos de parte de clubes tanto de la A, como de la B por sus servicios, ahora el tema económico es algo a conversar y ver si realmente puede ser una realidad volver a vestirlo de “diablo rojo”, lo que al menos ilusiona da gran manera al hincha ñublensino donde se asegura que con la sola presencia del delantero en cancha, el Rojo multiplicaría la presencia de espectadores en las gradas del Nelson Oyarzún Arenas, además del atractivo que sería verlo disputar gol a gol con Sebastián Varas el ser el máximo artillero en la historia del centenario diablo.

“¿Es factible o no traer a Villalobos?, hagamos una ‘vaca’ entre todos y los traemos”, precisa Miguel Salinas, mientras que Fernando Pinilla agrega: “Villalobos lleva solo 1.500 personas al estadio, se pagaría solo el sueldo”. A nivel dirigencial asumen que no es “descabellado” el que pudiera retornar el iquiqueño de 36 años, pero que las diferencias económicas serían claramente una traba para concretar ello, junto con el hecho de no quebrar la armonía al interior del camarín, lo que se pudiera ver afectado con diferencias de sueldos tan significativas entre jugadores.

Comentarios