Zarzar critica malas artes de locatarios de la feria

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Victor Orellana 10:10 PM 2017-06-13

”En el mercado hay gente que está robando”, fue el comentario que realizó este lunes el alcalde Sergio Zarzar en pleno concejo al referirse a ciertas prácticas que se creían erradicadas como son las modificaciones de las balanzas por parte de algunos feriantes.

Para llegar a esa frase hay que retroceder a una intervención del concejal Juan López Cruz, quien fustigó a los locatarios que no dejan que las personas elijan los productos que llevarán desde el centro comercial tradicional de la ciudad.

Tras la renovación del sector a través de una techumbre que costó unos $320 millones, se suponía que venía un cambio en la modalidad de venta, según la cual los clientes tendrían la posibilidad de seleccionar las frutas y verduras, tal como ocurre en los grandes centros comerciales.

Tras el reclamo, el alcalde Sergio Zarzar explicó que efectivamente previo a la entrega de la obra de progreso se pactó con los feriantes que habría elección previa por parte de los usuarios. Pero, reconoció el alcalde, tal arreglo no se estaría cumpliendo.

Fue entonces que el edil sostuvo que existen otras prácticas reprochables como manipular las pesas con la finalidad de engañar a la clientela.

“Hay gente que está robando”, agregó la autoridad para quien estas fórmulas utilizadas por algunos vendedores de la feria merecen el reproche de la comunidad.

Para mayor abundamiento, afirmó que en el pasado hubo un intento muy serio para remediar estas viejas prácticas de parte de los comerciantes establecidos en el sector, cuando Sercotec entregó balanzas de calidad que medían perfectamente las compras.

Sin embargo, y a pesar de lo relevante de esa medida estatal, lamentó Zarzar, muchos optaron por vender los dispositivos y en cambio repusieron los antiguos y modificados equipos.

Frente a esta situación, lo ideal sería disponer en el mercado de un espacio con pesas calibradas, donde las personas tras efectuar las compras puedan detectar si es que efectivamente les vendieron lo que pidieron y por lo que pagaron.

El alcalde planteó que en el mercado local debiera darse una forma de venta similar a los supermercados donde las personas tienen la posibilidad de seleccionar los productos que llevarán. Agregó que en muchas ferias libres del país existe esa modalidad que ha tratado de ser implementada sin éxito en la ciudad.

Lamentó además que los feriantes que “no pusieron un peso en la techumbre” persistan en prácticas que pueden ser consideradas como abusivas.

Comentarios