Vecinos de calle Rosas con Constitución denuncian aumento de robos

Por: Claudio González Fotografía: Mauricio Ulloa 02:15 PM 2017-06-12

Preocupados se encuentran los vecinos de las calles Constitución, Rosas y Avenida Brasil, quienes han sido víctimas de una serie de robos tanto en sus hogares como locales comerciales.

La denuncia de los afectados ante el municipio de Chillán apunta a mejorar la estructura metálica que se instaló en la Iglesia Las Carmelitas desde donde, según Erica Fuentes, es utilizada por los delincuentes para acceder a la techumbre de los negocios y sustraer especies.

“El sábado de madrugada entraron por cuarta vez al local de Aroldo Molina, mi marido, que es locatario del edificio patrimonial de Las Carmelitas. Como locatarios hacemos todo lo que está de nuestra parte para poner protecciones y los delincuentes entran por el techo de la parroquia, a través de una estructura metálica puesta por el municipio. Es una verdadera escalera para acceder al techo, sacan las tejas y rompen el cielo. Aquí alguien tiene que hacer algo, este es un problema social y alguien tiene que hacer algo”, relató.

Un deterioro evidente del entorno urbano ha sufrido ese sector, entre las causas señaladas por los vecinos, está la antigua estructura ubicada en la esquina de Constitución con Brasil, donde funcionaba un terminal de Buses. El abandonado espacio es utilizado por personas que llegan a beber alcohol y a drogarse.

Así lo denuncia a Radio La Discusión, 94.7 FM, otro vecino, Hugo Durán, quien sostiene que en ese lugar “pernoctan personas en situación de calle, drogadictos, alcohólicos y lanzas que llegan y dejan cosas en evidencia. Lo otro que la plasarela también se ha prestado para delinquir. Estamos tratando de buscar la solución, sabemos que las policías ya no dan abasto con tantas demandas”.

La petición de los afectados es tanto para las policías, a mantener un mayor patrullaje en el sector, como a la municipalidad, para implementar en la estructura metálica un tipo de barrera que impida el actuar de los antisociales.

El alcalde Sergio Zarzar manifestó su preocupación, por lo que buscará, dice, una pronta solución.

“Esa estructura se hizo antes de que fuera declarado monumento nacional, la iglesia y el convento de Las Carmelitas, y era para que después tuviéramos la posibilidad de recuperación ese sector, de hecho ya se está trabajando con una consultora para ver cómo se van a invertir mucha plata, porque son miles de millones para restablecer ese convento, uno de los más bellos del país. Si la estructura hoy se utiliza para robar, vamos a reaccionar de inmediato para buscar la solución, y donde estaba el terminal de buses, lo vamos a ver para hacer la fiscalización para que los vecinos estén tranquilos.

El problema se ha agudizado en las últimas semanas, por lo que vecinos esperan una pronta solución.

 

Comentarios