La historia de amor y pasión por el taekwondo de Sebastián y Crisla

Por: Rodrigo Oses Fotografía: GENTILEZA ESTEBAN CARRASCO 2017-06-12

25 días estará en Corea el taekwondista Sebastián Navea para competir en el Mundial.

“Si yo no practicara taekwondo, quizás no podría estar con Sebastián”, sentencia de entrada, Crisla Eriza, pareja del campeón de taekwondo de la Rama de la UBB Chillán, Sebastián Navea.

Ambos clasificaron el fin de semana a los Juegos Olímpicos Universitarios que se disputarán en Taipei, Taiwán, protagonizando una historia de amor y deporte poco común en la alta competencia.

“Yo partí antes que ella; cuando la conocí ella había dejado el taekwondo, pero la induje a que volviera porque tiene mucho potencial y talento, por lo que consiguió grandes resultados”, confiesa Navea, quien reconoce que compartir con su pareja esta pasión es una ventaja.

“En realidad, que se diera esta fusión es bueno, porque ella entiende mis procesos, cuando tengo que competir, hacer dieta, entrenar, porque está en la misma. Eso nos ha permitido afiatarnos”, detalla el ganador del último selectivo a Taiwán en la categoría -68 kilos.

“Será lindo viajar juntos, anímicamente nos hará bien para competir”, precisa “Seba”.

Crisla (20), alumna de segundo año de Enfermería de la UBB, revela que el amor de pareja se consolidó compartiendo la pasión del taekwondo.

“Sebastián me motivó a volver al taekwondo.Yo feliz de poder acompañarlo y esto nos une a los dos. De primera era complicado, pero ahora ya cada uno maneja sus tiempos para entrenar y estudiar, es cosa de organizarnos. En el alto rendimiento uno debe entender mucho a la pareja, porque debe entrenar, respetar horarios, hacer dieta, nos entendemos mucho ahora. Nos complementamos. Sebastián está más metido en lo profesional y es exigente, pero yo ahora quiero aprovechar todo lo que venga en lo competitivo porque también me gusta. Sí, nos proyectamos juntos”, sentencia Crisla, aunque el próximo sábado deberá separarse de Sebastián que partirá por 25 días a Corea para participar en el Mundial Absoluto y luego en el Open. “Así es, pero lo entiendo, yo ahora sé como es”, remata Crisla.

 

Comentarios