“Nuestra mirada va más allá de ganar o no esta presidencial”

Por: Isabel Charlin Fotografía: Victor Orellana 09:45 PM 2017-06-10

Detractor acérrimo del actual modelo neoliberal y de las AFPs, y hombre de una sola línea -“Si a segunda vuelta pasa Guillier, no voto”, sostiene decidido-; el precandidato a diputado por el Partido Igualdad, Enrique Edis Jara, está convencido que el Frente Amplio tiene mucho qué decir en las próximas elecciones.

De oficio constructor, pero dirigente social por convicción, en las pasadas municipales obtuvo la no despreciable suma de 2.096 votos (4,39%) como candidato a alcalde por Chillán, en representación del Partido Igualdad. Y gran parte de esa votación la obtuvo en el segmento joven.

“Si bien no soy joven, reflejo las inquietudes de este rango etario”, sostiene.

- ¿Qué tan parte del Frente Amplio se siente? Porque da la impresión que su postura es más radical que la de algunos de sus líderes, como Jackson o Boric...
- El Frente Amplio obedece a la cohesión de lo que ha sido la izquierda, aunque no me convence mucho esa denominación. Somos las fuerzas que estamos por el amparo de los derechos conculcados, y en ese posicionamiento, se nos hace difícil muchas veces el entendimiento y la cohesión; se les hace más fácil a los defensores del modelo unirse, porque tienen un objetivo común: amparar su riqueza y sus privilegios. Nosotros, en cambio, esperamos que en el mediano o largo plazo se produzca un cambio real de la sociedad, del modelo económico y cultural de Chile.

- ¿Le sorprende el posicionamiento que ha tenido el Frente Amplio en las últimas semanas?
- Por supuesto, y nos sorprende que no seamos nosotros mismos quienes hablemos de nuestro posicionamiento, y que sea el duopolio político el que habla del Frente Amplio. Se está dando un poco más ahora, con las candidaturas de Beatriz Sánchez y Alberto Mayol, que hablemos de nosotros mismos, pero en general, son los otros quienes están preocupados de nosotros.

- ¿Rescataría algo del actual Gobierno de la Nueva Mayoría?
- Soy excesivamente crítico, porque en los 27 años que llevan en el poder y los dos gobiernos de Bachelet, se ha reforzado el modelo neoliberal. No creo que haya algo digno de crédito.

- ¿Ni siquiera los avances respecto de gratuidad en educación?
- La gratuidad debe verse en un contexto de educación no excluyente. No podemos poner la carreta delante de los bueyes, hablar de gratuidad en educación superior, cuando tenemos menosprecio hacia la educación pública que atiende a la población más pobre, no sirve de mucho.

- Me imagino que tampoco está de acuerdo con los ajustes propuestos al modelo de pensiones, Uds. quieren terminar con las AFPs...
- Este Gobierno ha sido lo más perverso en el tema de las pensiones, ha hecho modificaciones que atentan contra los trabajadores. Bachelet, además, creó la APS, generando esta mixtura en que el Estado se hace parte en la contribución de los pensionados hacia la AFP. No hay nada que rescatar acá, este modelo hay que terminarlo.

- ¿Ud. no ve mayores diferencias entre un eventual gobierno de Alejandro Guillier o de Sebastián Piñera?
- Desafortunadamente, no. Por eso nosotros propiciamos cambios, salirnos de este modelo, generar una alternativa que avance hacia un socialismo comunitario, hacia un sistema político de pertinencia social, donde haya ciertas autonomías territoriales y transformación profunda de la sociedad, con una nueva Constitución que nazca de una asamblea Constituyente. Nuestra mirada es a mucho más largo plazo, va más allá de ganar o no esta elección presidencial.

Mayor autonomía

- ¿Cómo encajaría la futura Región de Ñuble en este nuevo modelo que propone el Frente Amplio?
- Se deben dar los cambios necesarios para que esta región nazca con un nivel de desarrollo y autonomía aceptables. Debemos ser capaces de generar nuestras propias políticas de desarrollo, y por qué no, contar con recursos propios y adquirir compromisos que nos permitan financiar nuestros propios proyectos. Voy más allá de estos proyectos de descentralización que están en el Congreso y que se han generado entre cuatro paredes, en ellos no está constituida la comunidad de Ñuble. Falta desarrollarnos hacia adentro, comunicarnos, ayudarnos. La única vez que se vio desfilar juntos a los alcaldes de Ñuble fue para ese 20 de agosto, cuando pidieron la región. Acá la ex Concertación y la Nueva Mayoría destruyeron la educación política, las organizaciones sociales de las comunas están coartadas por el poder político territorial, hoy no se concibe a un dirigente social que no esté asociado al alcalde de turno o como llavero del municipio. Mientras nuestras organizaciones no tengan autonomía, no avanzaremos.

- ¿Concuerda con que la actual dieta parlamentaria y los privilegios de los diputados son excesivos?
- Creo que es algo que va más allá del monto, se refiere a qué vamos a hacer los parlamentarios con la plata que se nos asigna. Para mí una dieta alta sería fabuloso, porque podría solventar muchos proyectos. Creo que cada parlamentario debería presentar un proyecto respecto de cómo va a gastar su dieta, es algo que yo pienso hacer en el Frente Amplio como candidato. Una especie de plan que me permita cubrir mis necesidades, y otras actividades partidarias y sociales. El mismo tema de los teléfonos, un diputado puede tener 23 líneas, pero depende para qué las utiliza. Si son para chatear con la familia, no sirven; pero si cada uno va a estar en una comuna, para acercar a la gente, fenomenal.

Comentarios