No bastan las ganas

Por: Rodrigo Oses 2016-04-04
Rodrigo Oses

Ñublense mejoró, pero con las ganas no basta.

La sola presencia del lesionado Sebastián Varas en cancha, refleja la dramática falta de variantes de peso en un equipo que cuando necesitó “calidad” y “jerarquía” para suplir los bajos rendimientos individuales, se encontró con más mediocridad.

Pretender un milagro futbolístico con jugadores que carecen de calidad técnica para levantar un buen centro o la capacidad física para trasladar con velocidad de un sector a otro del campo, es una utopía.

Y ayer Ñublense volvió a mostrar algo más de eso. Si bien en defensa el equipo recuperó concentración y aplicación, por momentos la perdió e Iberia casi lo clava en más de una oportunidad.

En la zona media, jamás contó con el hombre que alimentara con precisión a un hambriento Varas, que esperó toda la tarde esa asistencia fina que le permitiera matar.

Los reiterados cambios entre un partido y otro confirman el irregular rendimiento de un grupo de jugadores, el que se agudizó en la segunda rueda con las lesiones y bajos rendimientos de jugadores que no dieron el ancho en la Primera B.

Ayer el planteamiento prometía, pero jugar con un referente de área a media máquina, un centrodelantero apostado casi como volante extremo (Silva) y un mediocampo sin volantes explosivos, le impidió al equipo de Fernando Díaz ser un cuadro más incisivo y contundente.

En la recta final, con el objetivo casi inalcanzable, solo basta ver a un equipo que intente luchar hasta el final por el honor y la búsqueda de esa confianza que se perdió hace cinco fechas. 

Comentarios