The Oz se une a primera red de cine chileno

Por: Carla Aliaga Fotografía: Víctor Orellana 11:10 PM 2017-06-07

Miradoc es financiado por el Programa de Intermediación Cultural.

El objetivo también es crear audiencias y fomentar el cine independiente.

Contar con una sala de cine alternativa e independiente no ha sido una tarea fácil. Hace más de 10 años que cine The Oz ha luchado por posicionarse como una opción a las grandes cadenas,  que traen estrenos de películas, en su mayoría, elaboradas en estudios de Hollywood.

Fruto de este arduo trabajo es que por primera vez en Chile existirá una red de salas de cine independientes, que permitirá exhibir cintas que no llegan a Chile o a la ciudad a través de las salas comerciales.  

“El año pasado nos reunimos con las salas alternativas del país para postular a un proyecto del fondo audiovisual y poder crear esta red, el cual nos adjudicamos. Por lo tanto, este 2017 empezamos a trabajar para poder implementar y ejecutar el proyecto”, explicó Sixto Valdés, director ejecutivo de The Oz.

Comenzaron con 10 salas y se han ido añadiendo más durante estos últimos meses, desde La Serena hasta Coyahique, interesadas en el proyecto. “No sólo implica la exhibición, sino que también la red está comprometida con la creación de audiencias y se están planificando talleres”, sostiene Valdés, ya que una de las características de las salas que conforman la red es que no solo se dedicarán a mostrar cintas, sino que además están involucrados en otros proyectos culturales.

La iniciativa será lanzada en Valparaíso el próximo 20 de junio, con la presentación de la película “Paterson”, la última del director Jim Jarmusch, que no llegó a las salas comerciales chilenas.

El director de The Oz comentó que “será como funcionan las cadenas grandes, pero de salas independientes, en una sola red, lo que nos permitirá comprar películas y tenerlas en todas las salas y manejar una programación similar”. Añadió además que “en la salas de cine independientes hace rato nos conocemos, porque nos juntamos en los festivales y otros lugares. Llevamos trabajando varios años en relación a la creación de audiencias, a la distribución y exhibición de películas, entonces faltaba este último paso, formalizar un trabajo conjunto y aprender a gestionar una red”. 

Aunque todo suena bien, la propuesta no deja de tener algunas dificultades, como por ejemplo en el área del financiamiento. “Es por ese motivo que las multisalas no traen el tipo de producciones que nosotros comenzaremos a traer, porque no es rentable para ellos. Saben que el nicho de personas que van a visualizarlas es menor a las que son mas comerciales”, sostuvo Sixto Valdés.

La ventaja para ellos, los independientes, es que hace varios años que vienen trabajando con géneros específicos, como es el cine nacional, latinoamericano, documental y europeo.  “Hay personas que están dispuestas a ver este tipo de películas y los costos de las licencias no son tan elevados  como las más comerciales. Por lo tanto, eso en el mediano plazo debería estar solventado con la venta de tickets de las salas y en primera instancia una de las razones por las que se generan los fondos nacionales audiovisuales es para poder colaborar en la primera etapa”, destacó Valdés.

Miradoc de junio 
En esta línea es que hace varios años The Oz se unió al programa Miradoc, que exhibe documentales chilenos.

El 1 de este mes se estrenó  “Como me da la gana II”, documental de Ignacio Agüero, que recibió el Gran Premio de la Competencia Internacional del FID Marseille 2016 y fue elegida la  Mejor Película en la Competencia Iberoamericana Festival de Cine Internacional de Ourense, España, del año pasado.

Ignacio Agüero dijo que lo que le inspiró a hacer una secuela de “Como me da la gana”, 30 años después, fueron “las ganas de poner en escena lo que estaba pensando sobre el cine después de haber hecho mi película anterior, ‘El otro día’”.

El cineasta mostró “el cine como saltos en el tiempo, en los pensamientos, en el espacio. Esto es lo que hacen todas las películas siempre para contar historias, pero esta vez estos saltos son la materia de la película. Poner en escena el desvarío, como un modo de producir descubrimientos formales que a su vez producen reflexiones y emociones nuevas en el espectador”.

Comentarios