“Habrá incentivos para que la mujer jubile más tarde”

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2017-06-06

Se incentivará, además, un sistema colectivo de ahorro voluntario.

94% de los trabajadores independientes no cotiza. La reforma los obligará a cotizar un 15%.

En julio está previsto que el Gobierno envíe al Parlamento el proyecto de ley de reforma al sistema de pensiones, que considera un aumento de 5% en las cotizaciones de los trabajadores con cargo al empleador. Al respecto, el superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías, quien visitó Chillán este lunes para participar en la clase magistral de la asignatura de educación financiera de la Escuela de Administración y Negocios de la Universidad de Concepción, abordó los principales cambios que se introducirán con la reforma.

- ¿Quién será el administrador del 5% de cotización adicional?
- Quedó definido que va a estar a cargo de una entidad estatal independiente, con rango constitucional, la idea es un modelo similar al que tiene el Banco Central, que pueda administrar estos fondos de manera autónoma y profesional, de tal manera que los recursos de los afiliados estén muy bien resguardados y sean administrados con excelencia.

- ¿El que sea estatal asegura una mejor rentabilidad de los fondos?
- El que sea estatal no tiene que ver con una mejor administración de los fondos necesariamente que una entidad privada, sino que tiene que ver con una forma distinta de gestionar esto en función de que los objetivos serían distintos.

- ¿Cuáles objetivos?
- Aquí lo que se pretende con este 5% es crear un sistema de ahorro colectivo, que va a tener por un lado, como propósito, subir las pensiones de los jubilados actuales en 20%, y además, destinar un porcentaje para solidaridad intrageneracional y otro monto para las cuentas de ahorro personal.
- ¿Cómo se distribuirá?
- Un 3% iría a las cuentas de ahorro personal, con nombre y apellido; luego, aproximadamente un 1% iría a subir pensiones de los actuales pensionados en aproximadamente un 20%. Luego, del 1% restante, se desglosaría una parte más pequeña, 0,2 a 0,3%, que iría a subir las pensiones de las mujeres que se jubilen próximamente en un 14% más o menos. Y finalmente, el remanente, en torno a un 0,7% iría a repartirse entre los cotizantes en forma pareja en sus cuentas de ahorro personal, es decir, redistributiva, en consecuencia, aquellos que aportan más ayudarían a aquellos que ganan menos.

- ¿Cómo se van a mejorar las pensiones de las mujeres?
- Aquí hay una compensación: se va a calcular la pensión de la mujer como si tuviera la expectativa de vida de un hombre, dado eso, esa diferencia que les va a faltar, porque ellas viven más, se lo va a cubrir este bono mujer.

- ¿Qué pasó con el aumento de la edad de jubilación? ¿Por qué no se incluyó?
- Es un tema muy sensible. Hay muy pocos países que tienen una edad diferente para hombres y mujeres, y los que quedan, han ido estrechando esa brecha. El tema no es tan simple de resolver, porque para subir la edad de jubilación de las mujeres tiene que haber un mercado laboral que acoja a las personas. Tal vez, la solución no es esa mientras el mercado laboral no responda a una situación como ésta.

- ¿Pero es solo una razón técnica o había sensibilidades políticas en este tema que podían poner en riesgo la aprobación del proyecto?
- Efectivamente, hay sensibilidades políticas en torno al tema. Se han tenido muchas conversaciones con los partidos políticos y es un tema sensible para todos los sectores. Por eso se optó por el camino de los incentivos. Lo que se está haciendo es incentivar a las personas a jubilarse un poco más tarde, especialmente las mujeres. El bono mujer se va a otorgar en un 100% a la que se jubile a los 65 años o más, y su pensión va a ser 14% más alta, independiente de si es vulnerable o no, es universal. Ahora, si esa persona se jubila a los 60, va a tener un porcentaje pequeño del bono. Hoy las mujeres se están jubilando, en promedio, a los 62 años.

- Y en el cálculo que se hace a largo plazo, ¿cuánto aumentarán las pensiones con estas modificaciones?
- Hay que considerar dos cosas: una, es cuánto tiempo va a durar esta suma de pensiones de 20% con cargo al 1% de cotización, eso va a durar hasta que las personas que están hoy cotizando se jubilen, vale decir, 40 ó 50 años más, porque las personas que ya están jubiladas ya ahorraron en forma insuficiente, sus pensiones son bajas, y se les va a subir cerca de un 20%, pero las personas que están cerca de jubilarse están en la misma situación, y así sucesivamente, entonces, la idea es que suban 20% no solo los que están jubilados hoy, sino que las personas que se vayan jubilando en las generaciones futuras.

- ¿Ese 20% podría ser más en los años siguientes?
- La expectativa es que mejoren un 20%, no menos que eso. En el largo plazo, una persona que empiece a cotizar cuando esta ley entre en vigencia, alguna vez va a alcanzar a enterar ese 5% completo para él en su cuenta de ahorro, y esa persona finalmente va a llegar a un aumento de su pensión de un 50%.

- ¿Considera que para mejorar sustancialmente las pensiones las cotizaciones debieran subir más allá del 15%?
- Hoy, la cotización de 10% es absolutamente insuficiente. Si nosotros observamos la realidad internacional, en los países OCDE el promedio es de 18%. Ahora, 15% es una cantidad que hoy razonablemente puede el sistema chileno adoptar, porque esto va a impactar evidentemente en los empleadores si la cotización sube mucho. (...) El 15% es lo que se estimó una cantidad razonable, pero es un piso, no se descarta que a futuro pueda ser mayor.

Comentarios