A la Región de Ñuble le restan dos comisiones, sala y tercer trámite

Por: Isabel Charlin Fotografía: Agencia Uno 07:40 PM 2017-06-03

Las expectativas son que tras Hacienda, la iniciativa sea aprobada durante julio en la sala de la Cámara Baja

Tras ello, deberán ratificarse los cambios en el Senado y pasar por el visaje del Tribunal Constitucional para convertirse en ley

Este miércoles 7 de junio, la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados comenzará a analizar tres de los artículos del proyecto de ley que crea la Región de Ñuble: 12 y 13 permanentes, y 12 transitorio, los cuales hacen referencia a la creación de una zona contigua que permitirá que los actuales pescadores artesanales de la Región del Bío Bío puedan seguir trabajando en el mismo territorio cuando la región se divida, es decir, no se produzcan cambios.

La propuesta, muy similar a la utilizada en 2006 por las regiones de Arica y Parinacota y Los Ríos, fue visada en el Senado y en la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara, acogiéndose algunas indicaciones de los senadores Jacqueline Van Rysselberghe y Alejandro Navarro, quienes, en su condición de representantes de ambas zonas -Bío Bío y Ñuble-, velaron por cautelar los intereses de ambas poblaciones.

Esta postura, que en un principio no fue muy compartida por los diputados Jorge Sabag y Loreto Carvajal -quienes en más de una oportunidad manifestaron la necesidad de que la nueva región naciera con mar propio-, finalmente fue aceptada para facilitar la tramitación de la nueva unidad administrativa.

Si bien todo apunta a que los pescadores del Bío Bío no sufrirán ningún menoscabo al crearse la región, fue el diputado por Talcahuano, Jorge Ulloa (UDI), quien solicitó expresamente que la Comisión de Pesca revisara la iniciativa.

Este miércoles, además de la invitación extendida al subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, se solicitó la presencia de los representantes de Fedepes Bío Bío. En la medida que los puntos sean expuestos y no haya dudas, podrían votarse los artículos en la misma sesión, aunque es más probable que esto ocurra en la subsiguiente.

Así, la iniciativa quedaría lista para ser visada por Hacienda, donde su estada en la instancia dependerá de si se solicitan nuevos informes financieros. Hasta el momento, la Dipres del Ministerio de Hacienda ya ha elaborado dos minutas, haciéndose referencia en la última de ellas a la necesidad de contar con $19 mil millones para el primer año de instalación de la nueva región; y de $17 mil millones en régimen.

Último trámite
Aprobándose los artículos referidos a cambios presupuestarios, el proyecto pasará a la sala de la Cámara, donde su puesta en tabla dependerá de la urgencia que le coloque el Ejecutivo. Allí, necesitará de  68 votos favorables de los actuales 118 diputados en ejercicio para ser despachado a su tercer y último trámite en la sala del Senado, donde deberán aprobarse las modificaciones introducidas por la Cámara de Diputados (hasta ahora, el cambio de provincia de Coihueco y Quillón).

Se espera que este trascendental paso ocurra durante julio, tras lo cual, la iniciativa quedará lista para convertirse en ley, previo visado del Tribunal Constitucional en algunos de sus artículos.

Si cada uno de los pasos que le restan a la tramitación del proyecto que crea la Región de Ñuble se desarrolla de acuerdo a lo pronosticado, la ley podría estar en condiciones de ser firmada por la Presidenta Bachelet el próximo 20 de agosto, en Chillán. En el peor de los casos, según algunos, la Mandataria estará en condiciones de afirmar que el proyecto ya fue aprobado en el Parlamento, y que solo está a la espera del trámite en el Tribunal Constitucional.

¿Quién definirá las plantas?
De acuerdo al artículo 5 transitorio de la iniciativa, el Ejecutivo, a partir de la fecha de publicación de la ley, podrá comenzar a efectuar nombramientos y modificaciones en las plantas de los servicios. Este proceso, sin embargo, podrá ser gradual, y tendrá un plazo máximo de duración de un año.

Algunos cargos deberán ser provistos vía concurso, lo que seguramente dejará a la próxima administración con la responsabilidad de definirlos, si la extensión de los procesos excede al 11 de marzo de 2018.

En tanto, el intendente(a), gobernadores, seremis, jefes de División del GORE y el CORE de Ñuble, asumirán un año después de la fecha de publicación de la ley que crea la Región de Ñuble, por lo tanto, en lo que respecta a las autoridades designadas, serán dispuestas por la próxima administración. 

Comentarios