Desempleo en Ñuble

Por: 10:15 AM 2017-06-03

Las más recientes cifras de desempleo siguen mostrando un panorama desalentador respecto al nivel de actividad del mercado laboral en Ñuble y le dan la razón a los expertos locales, que venían advirtiendo sobre un inminente aumento de  la desocupación, como consecuencia de la desaceleración económica.

A nivel provincial, de acuerdo al informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para el trimestre móvil febrero-abril, se registró una tasa de desempleo de 7,5%, mientras que en Chillán-Chillán Viejo llegó a 8,8%, cifra que no se registraba en la urbe desde agosto-octubre de 2015, cuando llegó a 9,1%.

De esta forma, se observó un alza de 1,3 puntos en la tasa provincial en comparación con igual trimestre de 2016, mientras que en Chillán el aumento fue de 1,8 puntos. Si se compara con el trimestre anterior (enero-marzo), también se comienza a percibir el efecto estacional, al anotar un alza de 0,7 puntos la tasa provincial, y de 0,9 puntos la tasa de la intercomuna. 

Con este resultado, conocido el pasado miércoles, la capital de Ñuble se convierte en la novena ciudad del país con mayor desocupación y la segunda en la Región del Bío Bío, después de Lota. En tanto, si la provincia fuera una región, sería la cuarta con más desocupación en Chile. 

Estas cifras merecen la preocupación de las autoridades porque en ellas subyacen otros fenómenos, como la pérdida neta  de empleos por una menor inversión y menos retornos para las empresas y una creciente tendencia a la precarización. De hecho, el informe en comento constató que los empleos por cuenta propia en Ñuble aumentaron 21,8% en 12 meses, mientras que los asalariados cayeron 6,6%.

El cuadro que pintan las estadísticas sugiere que no solo la autoridad, sino todos los sectores que serán parte de la Región  de Ñuble tome nota de esta desaceleración y fragilidad de nuestro mercado laboral, y se enfoquen en buscar soluciones de fondo para reactivar la economía local y el empleo. Si la provincia fuera hoy una región, sería la cuarta con más desocupación en Chile. 

Las soluciones son ampliamente conocidas, pero no por ello se avanza en ellas. Fortalecer el capital humano, aumentar la inversión pública y privada y diversificar la matriz productiva mediante la agregación de valor a la producción, son cuestiones clave y de largo plazo. También será estratégico generar incentivos locales para atraer inversiones y reducir los niveles de incertidumbre de inversionistas y de los consumidores. 

El comportamiento del empleo en la naciente Región requiere de una mirada permanente por parte de las actuales y futuras autoridades y empresarios, y no puede descansar en los factores estacionales, puesto que una política exitosa en este ámbito tendrá efectos en toda la población. 

Ese a fin de cuentas es el sentido que tiene convertirse en Región: autonomía y capacidades humanas y financieras para producir mayor bienestar a todos los habitantes de Ñuble.

Comentarios