42 embarazos gemelares promedia Ñuble en los últimos tres años

Por: Carolina Fuentealba 10:50 PM 2016-04-03

“Cuando me di cuenta que no podía tener guagua de forma natural consulté un especialista donde descubrieron que tenía un problema inmunológico, entonces me sometí a un tratamiento, yo consulté con el médico las probabilidades de tener más de uno, “el médico dijo que era de entre un 1 y 3%, no creímos que íbamos a estar en este índice, la noticia fue una sorpresa, al comienzo eran tres, y uno se reabsorbió a los 10 días”, recuerda Maritza Ferreira, empresaria chillaneja y madre de los mellizos, Rosario y Vicente, que hoy tienen 12 años.

Como Maritza, actualmente muchas mujeres se someten a tratamiento asistido, uno de los factores que explican el aumento de gestaciones múltiples. 

“Nos dijeron que fuéramos cautelosos, porque debíamos esperar a que se implantaran”, cuenta Maritza. “El primer mes que hicimos el intento el doctor no se atrevió, por el riesgo de trillizos y esperamos otro mes, el doctor siempre me hablaba que tenía que cuidar mucho mi peso y alimentación, baja ingesta de sal por la presión, azúcar por la diabetes y me hacía hincapié en eso, no sobre exigirme demasiado, los riesgos son mucho más altos”, afirma.

“Tuve a mis bebés en Conce, en el Sanatorio Alemán”, detalla. “Mi historia fue distinta, tuve preclamsia, al final se me hinchaban las piernas y lo único que quería era que los sacaran, no me podía levantar más que a control, no podía dormir bien”, rememora, “me dio Síndrome de Gell en el parto, yo en un minuto me sentí mal y el doctor me pidió irme y ahí no me acuerdo muy bien, me quedé en la UCI un mes hospitalizada y después me quedé viviendo en Concepción dos meses más” narra, “no podía hacer nada, debían cuidarme a los bebés porque no podía ni dar pecho”, se lamenta, “elllos con muy buen peso y no necesitaron incubadora, sobre los dos kilos”, sonríe orgullosa.

A nivel nacional, las gestaciones múltiples han ido en aumento en los últimos años. Su frecuencia es de 1 en 80 para los gemelares dobles y 1 en 6.400 para los triples. La frecuencia de éstos se ha incrementado en un 70% en los últimos 30 años, presentándose en 32,1 por cada mil embarazos, según informe de la revista médica de la Clínica Las Condes.

Ñuble no es ajeno a esta realidad, sin embargo a diferencia de la leve pero sostenida alza en la presencia de estas gestaciones, ésta no ha ido significativamente en aumento. El año 2013, se atendieron 39 casos, el 2014 fueron 49 y el 2015 la cifra volvió a 39 de acuerdo a datos entregados por el Hospital Herminda Martin de Chillán.

Un caso distinto es el de Catalina Guzmán. “Yo estaba embarazada por segunda vez”, recuerda. “Me sentía super bien y no le puse mucha atención a los controles, en el consultorio demoraron cerca de dos meses o más en ingresarme y el ginecólogo que comencé a ver decidió esperar la eco del consultorio porque estaba normal todo”, detalla. “A las 18 semanas tuve la primera eco y supe que eran gemelos”, sonríe. “Estaba con mi pareja y mi hijo mayor”, señala, “entonces comenzaron a explicarme las complicaciones del embarazo gemelar, más riesgos en todo, me dio un poco de susto, pero me sentí bien todo el embarazo” asegura.

“Me cuidé mucho, lo que comía sobre todo, pero me mantuve muy activa toda la gestación, anduve sin problemas hasta el último momento antes del parto, nacieron a las 34 semanas”, relata. “Ya había decidido tenerlos en el hospital acá en Chillán, recomendada por mi ginecóloga, porque tienen la mejor atención neonatal”, detalla. “Nacieron sin problemas, sólo uno con bajo peso, quedó en incubadora algunos días y yo tampoco tuve complicaciones”, resume. “Mi receta fue come bien, mantente activa y ten actitud positiva, mis gemelos tienen 10 meses y están bien, cada día es un desafío porque no es fácil, pero es maravilloso”, confiesa.

Fertilización asistida
El especialista, Jorge Felipe Muñoz, ginecólogo de la Unidad de Fertilidad del Hospital Herminda Martin, explica que “el aumento en los embarazos gemelares o múltiples se explica principalmente por el avance de las técnicas de reproducción asistida”. Agrega que “en menor medida también incide la edad de las madres, y de la herencia, embarazos gemelares en la familia”, describe.

“La detección precoz es importante, un embarazo gemelar por definición es de alto riesgo, si hay presencia de una o dos placentas, también influye en los riesgos” advierte el facultativo quien estima que “entre el 1,3 y 1,6% de los embarazos son gemelares y de esa pequeña cifra el 90% son bicoriales biamnióticos, es decir dos placentas y dos bolsas, una para cada bebé, esto es por herencia de la madre”.

Menos del 1% de ellos son monocoriales, con una placenta, y puede ser biamniótico o monoamniótico (una bolsa para cada uno o una para los dos), siendo el caso monocorial, monoamniótico el más complejo, expone.

Los cuidados son importantes. “Una alimentación saludable, no excesiva porque no requiere más que otra embarazada”, recomienda Muñoz, quien sostiene que “hay más riesgo de diabetes gestacional o hipertensión, entre muchos otros riesgos por lo que disminuir la sal y el azúcar ayudan, mantener los controles al día ayudarán a disminuir el nacimiento prematuro, bajo peso y otras complicaciones”, describe el especialista.

Comentarios