Analizaron desafíos del rubro frutícola en Ñuble

Por: Roberto Fernández 08:45 AM 2017-06-02

El presidente de Fedefruta destacó la oportunidad que representa el mercado asiático e invitó a la reconversión

El académico de la UdeC, Richard Bastías, analizó la conveniencia de usar cobertores en cultivos.

Las estadísticas muestran un crecimieto explosivo de los cultivos frutícolas en Ñuble, lo que a juicio de los expertos que participaron ayer en el primer encuentro regional de productores frutícolas realizado en Chillán, es una realidad que seguirá en aumento en la zona, gracias a factores como el clima, la disponibilidad de suelo y la seguridad de riego.

La actividad fue organizada por Fedefruta y ProChile, en alianza con la Asociación de Agricultores de Ñuble y la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción.

Álvaro Gatica, presidente de los agricultores locales, se mostró satisfecho con la convocatoria. “Juntamos 108 personas, que es algo inédito en Chillán, primera vez que hacemos algo con Fedefruta, así que cumplió con todas las expectativas”, por lo que manifestó su deseo de repetir la instancia el próximo año.

Temporada de arándanos
Uno de los temas que cruzó las distintas exposiciones fue la situación de los arándanos en la temporada 2016-2017, cuyos retornos disminuyeron abruptamente debido a que se adelantó la cosecha y se generó una sobreoferta en Estados Unidos, el principal mercado para esta fruta.

“Fue tan mala la temporada, que quedamos todos preocupados, porque las liquidaciones fueron bajo los costos, pero yo creo que en las próximas temporadas será distinto, no va a ser el negocio que fue antes, pero creo que vamos a seguir con este rubro”, expresó Gatica.

En ese sentido, el presidente de Fedefruta, Luis Schmidt, indicó que el problema sufrido este año es de carácter coyuntural, pero advirtió que lo que sí debe preocupar es la competencia de Perú, que también exhibe un crecimiento explosivo.

Para Felipe Rosas, director de Rconsulting, “cuando el productor reacciona, piensa en cambiar el cultivo, pero lo que yo recomiendo es que piensen en el recambio varietal, que vayan a variedades más resistentes con mejor poscosecha; éste es un negocio a largo plazo, por lo que no es conveniente reaccionar de piel y de estómago; sí pensar en aumentar el rendimiento por hectárea o como bajar los costos, utilizar las tecnologías”.

El profesional advirtió, sin embargo, que una amenaza importante la constituye la plaga Drosophila suzukii, que está presente en Argentina, y ya algunos ejemplares han sido detectados en Chile. “Así como la Lobesia botrana llegó hace muchos años y dejó la escoba acá, la amenaza hoy se llama la mosca de alas manchadas o Drosophila Suzukii, que ataca a todos los berries (arándanos, frambuesas, frutillas y moras), pone los huevos en la fruta y afecta la productividad, no es cuarenteneria, no está prohibida, pero afecta la producción y Estados Unidos y Europa la están erradicando; y va a llegar a Chile de todas maneras”.

Interés por exportar
Uno de los ejes de la jornada de ayer fue la invitación a los productores a exportar directamente.

“Hay mucho interés, yo también me transformé hace 6 años en productor exportador, y yo creo que es necesario, hay gente que quiere que el productor sea el mismo exportador, eso en Europa se valida, las empresas recibidoras quieren trabajar directamente con los productores, además, el negocio se ha estrechado mucho, así es que si se puede ahorrar algo, es bueno”.

Por su parte, Felipe Rosas, subrayó que si bien exportar “son palabras mayores”, con barreras como el idioma o el tamaño (sobre 300 hectáreas), dos tercios de los productores siguen exportando a través de empresas exportadoras, “por lo que cuando salen estas iniciativas de productores que quieren exportar, eso le hace bien al sistema, aumenta la competencia”.

Comentarios