Alza del desempleo golpea a Chillán con un 8,8 por ciento

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 10:10 PM 2017-06-01

Los temores de expertos locales, que venían advirtiendo sobre un inminente aumento del desempleo como consecuencia de la desaceleración económica, se comenzaron a cumplir en la Provincia de Ñuble, que registró una tasa de 7,5% en el trimestre móvil febrero-abril, según informó el INE, destacándose el 8,8% que alcanzó la intercomuna Chillán-Chillán Viejo en la medición, un guarismo que no se registraba en la urbe desde agosto-octubre de 2015, cuando llegó a 9,1%.

De esta forma, se observó un alza de 1,3 puntos en la tasa provincial en comparación con igual trimestre de 2016, mientras que en Chillán el aumento fue de 1,8 puntos.

Si se compara con el trimestre anterior (enero-marzo), también se comienza a percibir el efecto estacional, al anotar un alza de 0,7 puntos la tasa provincial, y de 0,9 puntos la tasa de la intercomuna.

Con este resultado, la capital de Ñuble se convierte en la novena ciudad del país con mayor desocupación y la segunda en la Región del Bío Bío, después de Lota; en tanto, si la provincia fuera una región, sería la cuarta con más desocupación en Chile.

En el mismo periodo, la Región del Bío Bío registró una tasa promedio de 6,6%, mientras que la tasa nacional fue 6,7%.

Factores del alza
Al analizar las cifras con las registradas en el trimestre febrero-abril de 2016 se tiene que los sectores que registraron un mayor retroceso en la ocupación fueron: administración  pública, explicado por el retiro de 3.350 personas (20,3%), muchas de las cuales dependían de programas estatales; enseñanza, consecuencia de la salida de 1.590 trabajadores (7,3%); y transporte, al restar 1.090 ocupados (9,2%). 

Por otro lado, los sectores que generaron más puestos de empleo fueron: silvoagropecuario, tras el ingreso de 4.280 trabajadores (9,8%); industria manufacturera, al sumar 4.040 ocupados (22,2%); y comercio, que incorporó 3.680 personas (11,6%).

El factor estacional queda en evidencia al comparar el comportamiento de los sectores con el trimestre anterior (enero-marzo), donde se observa que las ramas que influyeron negativamente  en el empleo fueron: silvoagropecuario, con una merma de 5.620 ocupados (10,5%); construcción, que perdió 1.890 personas (10,5%); y actividades de salud (7,3%).

También se mantiene la tendencia a la precarización de los empleos, pues se constató que los empleos por cuenta propia en Ñuble crecieron un 21,8% en 12 meses, tras el ingreso de 8.590 personas; mientras que los asalariados cayeron un 6,6%, explicado por la salida de 10.180 trabajadores.

Situación coyuntural
Para el seremi de Economía, Iván Valenzuela, el alza “se debe a que tanto la fuerza laboral como los ocupados se contraen, lo que quiere decir que tanto la oferta como la demanda de empleos disminuyen”.

La autoridad hizo hincapié en lo ocurrido en el sector construcción, que cae “luego del boom que tuvo en los años anteriores por la venta de viviendas sin IVA, que tuvo una mayor demanda en las obras, pero como eso ha ido cayendo, se reflejó en los empleos”.

Asimismo, apuntó que en el agro la disminución en los trabajadores puede estar dada por la baja en el ciclo, y también por los incendios.

“En los próximos trimestres entramos al invierno y los ciclos son distintos, y en el caso de Ñuble la tasa debería tender a mantenerse”, completó Valenzuela.

“Se veía venir”
En opinión del decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío, Benito Umaña, “hay que poner atención a las cifras que muestra la intercomuna, que dicho sea de paso, es una cifra mucho más representantiva desde el punto de vista estadístico que la tasa provincial”. 

El académico añadió que “estas cifras también muestran que hay una gran presión sobre Chillán por parte de las otras comunas”, y destacó el impacto que tuvo la pérdida de empleos en el sector público, así como el incremento sostenido en los empleos por cuenta propia.

Según Umaña, esta situación se veía venir, “era como una olla a presión, porque con una economía con un crecimiento tan bajo, la pregunta que nos hacíamos era ‘¿por qué no ha subido el desempleo? Y ahora se está transparentando una situación que se veía mal”.

Consultado sobre las proyecciones para los próximos meses, si bien sostuvo que “no me atrevería a decir que va a seguir subiendo”, afirmó que el factor estacional debiera percibirse con mayor fuerza, particularmente en la agricultura, “y si a eso le sumamos que se espera un Imacec bajo en abril y que no se ven inversiones en el corto plazo, el escenario que se vislumbra no es positivo”.

Comentarios