Artista graba emotivo compilado inspirado en el mar ñublensino

Por: Felipe Vergara 08:35 PM 2016-04-03

Hay una parte de la historia que siempre queda en el camino y que pareciera estar destinada a nunca salir a la luz. 
No obstante, existe quienes no pueden tolerar que eso ocurra y buscan todas las fórmulas posibles para hacer justicia con cada pedazo del pasado. 

En esa tarea se embarcó Ramiro Venegas Segura, folclorista de Cobquecura, quien siempre guardó en su memoria melodías nacidas desde la arena ñublensina y que hoy las dejó plasmadas con su voz para darles la vida que se merecen. 

“Fue rescatado dentro de la provincia, por lo tanto la representa. Son muy antiguas. Imagínate que las cantaba una hermana de mi abuelo, y ellos nacieron en 1800. Y otras frisan los 100 años. También hay otras que tienen 20 y 30 años que son creaciones mías”, cuenta el artista.

Canciones que reflejan diversas sensaciones del ser humano y sobre todo del campesino, con ritmos que hacen pasar por todos los estados. Valses, tonadas de decepción, tonadas al estilo épico, fusión entre cuadrilla y cumbias, habaneras, fusiones, entre otras, dejan en claro que el folclore nacional es capaz de interpretar tanto los éxitos como las desdichas. 

“El aspecto central es el mar como fuente de inspiración , el amor y desamor, las decepciones amorosas, y Cobquecura como bella comuna”, reconoce el también compositor. 

No obstante, este trabajo también contó con una madrina más que especial. Se trata de Margot Loyola, folclorista que falleció en 2015 y que compartió escenario con el artista ñublensino. 

“Como estábamos siempre en contacto, ella me decía que este trabajo tenía que publicarlo, porque no  éramos eternos  y era necerario hacerlo para no perder este trabajo de recopilación”, asegura. 

En total son 14 canciones agrupadas bajo el título “Cobquecura en mi Piel”, lugar que ha sido el principal escenario de su cómplice relación con su guitarra. 

“Lo hice con mucho estudio y trabajo a la vez, tratando de no perder el  sentido de la canción y su intencionalidad textual, aunque algunas de esas tienen variaciones rítmicas, además de escuchar en terreno las  canciones aquí presentadas”, afirmó. 

Dos meses de trabajo que saldan una deuda inesquivable con su gente, quienes el 8 de mayo a las 15.00 horas en el gimnasio cobquecurano, podrán escuchar un pedazo de su historia que pudo regresar. 

Comentarios