Fiscalía acusa en caso fraude y pide suspensión de Aylwin

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Cristian Cáceres 09:35 PM 2019-02-12

A las 23.59 horas de ayer venció el plazo para que el Ministerio Público presentara, por segunda vez, la acusación en contra de los 11 imputados por el caso “Fraude al Fisco” ocurrido en la municipalidad de Chillán Viejo, en el 2011.

La investigación seguida por el fiscal Álvaro Serrano, apunta a dilucidar lo sucedido con la pérdida contable de al menos $80 millones de las arcas municipales.

Serrano, quien estableció cinco grupos de delitos cometidos en este contexto, dejó en el llamado “grupo 1” al alcalde de la comuna, Felipe Aylwin, quien, según indagaciones hechas por LA DISCUSIÓN, volverá a ser acusado.

Esta vez, el persecutor habría incluido en la acusación entregada el Juzgado de Garantía de Chillán, la solicitud explícita de suspender al alcalde de todo oficio público mientras dure el proceso judicial, es decir hasta el fin del venidero juicio oral.

La primera vez que se acusó a los 11 imputados, en noviembre de 2018, el Ministerio Público no hizo explícita la solicitud de suspensión, entendiéndola como tácita en el procedimiento, atendiendo a una disposición de uso generalizado en los juzgados del país.

Sin embargo, esa omisión fue la base para que la defensa de Aylwin evitara entonces su suspensión. Los alegatos llegaron incluso a la Contraloría General de la República y amenazaron con presentarse, además, en el Tribunal Constitucional.

Aylwin, pese a heber sido destituido unos días, retomó el cargo hasta la fecha. Pero el Concejo de Defensa del Estado pidió más plazo para investigar, lo que fue concedido por el tribunal “por última vez”, y la acusación de noviembre quedó en nada.

Ahora, sólo queda esperar que el Juzgado de Garantía timbre la acusación y notifique a la oficina de partes del municipio chillanvejano respecto a la suspensión de Aylwin.

“La decisión final es de él”

En este “grupo 1”, además están Lya González y el exadministrador municipal, Ulises Aedo. 

Conforme a lo recabado por Serrano, Aylwin, Aedo se habrían concertado para efectuar un contrato simulado con González. Es decir, sería una “funcionaria fantasma”, quien mes a mes cobraría remuneraciones por supuestas asesorías.

Para los abogados de Aylwin y Aedo, “se veía venir esto de la acusación y la solicitud de suspensión”, dice Julio Díaz de Arcaya, representante del alcalde.

El jurista dice que se deberá acudir a todas las instancias legales necesarias para evitar perjuicios a Felipe Aylwin.

“Pero aún no hemos conversado con el alcalde respecto a esto. Tengo entendido que él está abierto a escuchar las opiniones de su equipo de abogados y, obviamente, tenemos nuestro parecer, pero si acepta la suspensión o si la impugna, finalmente es una decisión de él, no nuestra”, zanja.

Al segundo round

Ricardo Robles, abogado de Ulises Aedo, es otro de los que está expectante respecto a lo que pueda pasar con los acusados del Grupo 1.

“Es que paradójicamente, hay evidencia recogida por la misma PDI  a solicitud de la fiscalía, que da cuenta que Lya González sí cumplió con esas funciones”.

De esa manera, “hay argumentos suficientes para demostrar que Lya González no era, como se acusa, una funcionaria fantasma, por lo tanto se cae, al menos en esta parte, la tesis fiscal y la acusación contra ella, el alcalde y mi representado”, advierte.

Será el próximo 11 de marzo la audiencia de preparación de juicio oral por esta causa.

En esa misma instancia, la defensa de estos tres acusados buscará que el tribunal los sobresea conforme a los peritajes de la PDI.

De ser así, el alcalde volvería de inmediato a sus funciones y esta causa se cerraría para siempre en lo que a él concierne.

“Pero todo se verá después en un segundo round, en la Corte de Apelaciones”, adelanta Robles.

“Lo que pasa es que si no sobreseen, la defensa recurrirá a este tribunal; y de hacerlo, será sin duda el fiscal quien recurrirá a la Corte para que anulen lo resuelto en primera instancia”, añadió.

Comentarios