Capacitan a vecinos del Valle del Itata en cosecha de agua

Por: La Discusión Fotografía: Corma 08:20 AM 2019-02-06

Cerca de 120 vecinos del valle del Itata se dieron cita en el Centro de Educación y Tecnología (CET) en Yumbel, para aprender a acumular agua lluvia, hacer más fértiles sus suelos y regar de forma eficiente sus cultivos. Se trata de la segunda parte del programa que Corma y sus empresas forestales están impulsando desde el 2015. 

A los vecinos se les enseñó de manera fácil y práctica a instalar tambores para capturar el agua lluvia que cae desde los techos, construir minirepresas y pozos profundos con sistemas eficientes de riego.

Para conservar sus suelos, se les capacitó en la confección de abonos orgánicos sólidos y líquidos. En adelante, estos monitores serán los encargados de transferir los conocimientos aprendidos a sus propios vecinos de las comunas de Florida, Tomé, Cobquecura, Coelemu, Ninhue, Portezuelo, Quirihue, Ránquil, Trehuaco y Quillón.

A la fecha se han capacitado a 111 vecinos de las regiones del Bío Bío y Ñuble, quienes han implementado 59 proyectos en sectores donde otros vecinos también se vean beneficiados.  

Gracias a estas simples tecnologías se han visto beneficiados más de 5 mil 100 vecinos, quienes en total han ahorrado 60 millones de litros de agua.

El gerente de Corma Bío Bío y Ñuble, Emilio Uribe, se mostró satisfecho con lo aprendido por los vecinos. “Lograron descubrir una serie de prácticas y técnicas que a ellos les van a ayudar muchísimo, primeramente, en lo familiar y también en sus comunidades”.

“Hay que seguir perseverando en poder proyectar este trabajo en muchos vecinos más, porque sí se pueden desarrollar acciones provechosas, con pocos recursos. Así es que vamos a apostar a ese éxito, de manera muy responsable y comprometida”.

Juan Anzieta, gerente de Medio Ambiente y Comunidades de Arauco, destacó que “este programa partió a través de un esfuerzo que hicimos en conjunto con Corma y nosotros como empresa hemos estado desde el primer momento apoyando el programa. Para nuestros vecinos las experiencias aprendidas son fácilmente replicables, por lo que así llegamos con soluciones concretas a distintas localidades”. 

 Por su parte, Agustín Infante, director del CET, dijo que “con estas iniciativas, los vecinos aprenden distintas soluciones y alternativas para salir de algunos problemas medioambientales que son complicados para el secano. Esta tarea hay que mirarla desde un punto de vista bien integral, porque hay fuentes de agua como la lluvia o las napas freáticas, donde se pueden encontrar soluciones”.

Entre los vecinos fue unánime el interés por estos sistemas, destacando su sencillez y bajo costo, puesto que en algunos casos se pueden reemplazar las motobombas por sistemas gravitacionales artesanales.

Comentarios