Ñublense se juega su última chance ante un ilusionado Iberia

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Agencia Uno 2016-04-02

Como una verdadera “final” calificaron los jugadores de Ñublense el duelo que sostendrán esta tarde a las 17 horas ante Deportes Iberia en el estadio Nelson Oyarzún.
Es que los dirigidos de Fernando Díaz, tras perder cuatro partidos consecutivos, ya no tienen margen de error y una derrota los dejaría matemáticamente fue de la liguilla si se dan otros resultados.
Por eso, el cuadro chillanejo está obligado a vencer a un ilusionado conjunto angelino que con 16 puntos, cuatro más que el Rojo, llega con la clara opción de meterse en la postemporada. “Nosotros sabemos que esta es una final, solo nos sirve ganar. Independiente de lo que pase con los otros equipos, nosotros solo sabemos que tenemos que ganar, ganar y ganar. No hay margen de error”, asegura el zaguero argentino, Emiliano Pedreira.
La principal novedad en el esquema del “Nano” será la presencia del goleador y capitán Sebastián Varas quien, tras cuatro fechas ausente,  igualmente saltará al campo de juego a pesar que aún no se recupera del todo de un antiguo desgarro, cuya cicatriz amenaza con desprenderse.
VENDAJE ESPECIAL
Es por eso que ayer el kinesiólogo del club, Cristian Vergara, anticipó que el artillero utilizará un vendaje especial.
“Hemos hecho un trabajo especial con Sebastián durante la semana. Hay riesgos, pero él entrenó con normalidad y no tuvo problemas. Usará un vendaje especial y esperemos que no tenga inconvenientes”, explicó el profesional.
El goleador anticipó que quiere estar en cancha para ayudar a sus compañeros a prolongar hasta el final la ilusión de liguilla. 
“Es una final, nosotros saldremos a ganar. Lo único que quiero es que Dios me acompañe y pueda terminar el partido. Yo sé que si me queda una por ahí puedo convertir estoy seguro que vamos a ganar”, reflexiona Varas, quien hará dupla con Emilio Rentería.
Si bien Fernando Díaz probó línea de tres zagueros, lo más seguro es que arranque con cuatro defensores en el fondo tomando en cuenta los tres atacantes peligrosos que utiliza en punta Iberia: Salinas, Ruiz y Lucero.
“Ya no nos queda otra oportunidad, esta es la última y hay que aprovecharla. Tenemos que tener jerarquía para ganar este partido y mantener opciones de liguilla”, recordó Luis Flores, quien será el enganche del equipo o jugará como volante externo zurdo, mientras que por la derecha atacará Huerta.
Hoy Ñublense sabe que tiene que matar o morir.
 

Comentarios