$300 millones invierte Marina del Sol en mitigación vial por casino

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:45 PM 2019-01-12

Durante los próximos días los seremis de Obras Públicas y de Transportes tiene  previsto realizar una nueva inspección de las obras de mitigación vial que la empresa Marina del Sol se comprometió a aplicar en el entorno del centro de eventos que construye a la entrada norte de Chillán, junto al peaje.

La millonaria obra, que considera una inversión superior a los US$56.000.000, está en su etapa final de construcción y con plazos que serán revisados por las autoridades regionales y por el municipio de Chillán, que la semana pasada, en sesión de Comisión Turismo del Concejo Municipal, solicitó antecedentes formales sobre la marcha de los trabajos y el cumplimiento del Estudio de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano (Eistu).

El objetivo del municipio  es además conocer la manera en que las medidas que financiará Marina del Sol se complementan con aquellas que estarán ligadas en el futuro a la nueva concesión de la ruta Talca-Chillán, cuyo contrato concluye el año 2020 y considera obras de relevancia, entre ellas la modificación del peaje norte junto al casino y hotel.

Desde el municipio chillanejo se entregaron algunos antecedentes que serán puestos a disposición de los concejales en los próximos días, durante una nueva sesión de la comisión que verificará el desarrollo de los cambios viales que se aplicarán en el sector.

$300 millones en mitigación

Según antecedentes oficiales, las acciones que emprenderá la firma penquista en el sector norte de Chillán, para garantizar el flujo vehicular, bordearía los $300 millones.

Antecedentes proporcionados por la Municipalidad de Chillán detallan que la empresa tiene como tarea básica pavimentar todas las calles que se generarán dentro del proyecto, lo que considera demarcaciones y señalización según normativa vigente.

Adicionalmente, el documento que maneja la Municipalidad establece que en el sector tienen que ser habilitadas aceras peatonales y rebajes para personas con discapacidad.

Se suman a esas medidas la habilitación de 559 estacionamientos para vehículos y 275 para bicicletas.

En el documento de trabajo entre la Municipalidad y Marina del Sol se propone la separación de la entrada y salida del local, de manera que estos sean diferenciados claramente y distanciados en al menos 100 metros entre cada uno de ellos. 

Además, en el caso de la entrada de los vehículos al casino y/o hotel, se propone habilitar pistas exclusivas de viraje, tanto desde el oriente como del poniente. Para el caso del cruce de las avenidas Bernardo O’Higgins con la Variante Nahueltoro, se pretende instalar un semáforo y habilitar cruces peatonales en el acceso norte de la intersección, de manera de facilitar la seguridad de las personas, alejándolas lo más posible del peaje norte.

El proyecto también prevé la disposición de paradas de transporte público con refugios peatonales en ambos lados de la calzada según el sentido de esta, ambos con bahía para buses. 

La arquitectura de los refugios será según definan la Municipalidad de Chillán y la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

El plan de mitigación vial también considera la implementación de un viraje en “u” semaforizado, para acceder a la variante Nahueltoro y calle de servicio. Se buscará igualmente habilitar la acera peatonal en el lado norte de la variante Nahueltoro (frente al terreno) y acera en el costado oriente para el acceso por la Avenida Bernardo O’Higgins.

Para evitar la congestión vial durante eventos especiales y de carácter masivo, la empresa propone implementar planes de contingencia en los que involucrará a las autoridades locales (Municipalidad y Carabineros) y nacionales, según sea el caso, entre ellos al Departamento de Concesiones del MOP; entre otras medidas.

Estas medidas de mitigación fueron solicitadas y aprobadas a través de un Eistu, el cual fue consensuado y aprobado por la Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones del Biobío.

El Eistu propuesto fue en el pasado observado por los seremis de Obras Públicas, Ignacio Vera y Cristóbal Jardúa, quienes quieren conocer si las sugerencias planteadas a la empresa están siendo cumplidas.

Comentarios