Ensaya la primera fórmula soñando con equipo protagonista

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Cristian Cáceres 09:55 PM 2019-01-11

¿Cómo va a jugar el Ñublense 2019 de Cavalieri? ¿Con línea de cuatro o tres en el fondo? ¿Con tres o dos atacantes? ¿Con cuatro, tres o cinco volantes?

Estas interrogantes comenzarán a dilucidarse este sábado, cuando el Rojo, tras una semana y media de pretemporada, dispute su primer partido amistoso a puertas cerradas (solo para prensa) a las 10.30 horas frente a Huachipato en el Complejo Deportivo Paso Alejo.

El entrenador argentino Germán Cavalieri comenzará a bosquejar su plan de juego y sistema táctico de cara al inicio del torneo de la Primera B que arranca el 15 de febrero.

“La idea es que los jugadores manejen dos o tres sistemas tácticos, no nos vamos a amarrar con uno, así que los jugadores deben estar preparados para modificar de acuerdo a las necesidades”, anticipó el ex entrenador de Palestino y Valdivia.

Posesión e intensidad

Los refuerzos del renovado contingente de “diablos rojos” comulgan con la idea táctica de Cavalieri, quien quiere que Ñublense sea un equipo con mucha intensidad, posesión de balón y que se genere varias ocasiones de gol por partido, pero que las convierta.

“La dinámica es lo primordial, ya sea en faceta ofensiva y defensiva. Un jugador sin dinámica, en la A o la B, no surge mucho, pero se agrega la actitud, el compromiso, el orden táctico. En los entrenamientos ya se refleja que los jugadores se organizan en sus puestos y el profesor ha hablado con nosotros para poder jugar en nuestras posiciones porque queremos optar a lo más alto posible”, recalca el polifuncional jugador proveniente de Audax Italiano, Jorge Faúndez.

“En lo personal, creo que todo jugador quiere lograr el ascenso y ser campeón, para eso trabajo, no es vender humo, pero va de la mano del trabajo del técnico y todo el equipo. La idea es siempre ir paso a paso”, reflexiona el volante creativo Brayan Valdivia.

La revancha de Moreno

“Pienso que cada jugador se pone la meta. Vine a conseguir cosas importantes. Estamos convencidos de que se puede lograr un ascenso. Soy técnico, me gusta el remate de distancia y soy encarador, mi déficit es la parte defensiva, pero debo ir mejorándola a medida que vayamos trabajando y puedo agarrar esa parte defensiva para ayudar a mis compañeros”, confiesa el “llanero”, quien hoy podría asomar como enganche titular.

Brayan Molina, aplaude la mixtura.

“Uno espera que los más experimentados entreguen sus herramientas a los más jóvenes. Los herramientas que entrega el entrenador están dando sus frutos, esto sí o sí tendrá que salir adelante, porque el trabajo hace crecer el equipo que está respondiendo a todas las indicaciones que pide el entrenador”, reflexiona el zaguero argentino Brayan Molina.

“Todos para el mismo lado”

David Escalante, centrodelantero de los “diablos rojos”, en la antesala del primer ensayo, pide apoyo de la hinchada y paciencia del periodismo.

“Hay que tratar de sumar en todo aspecto, dentro de la cancha, y fuera de ella, ser un ejemplo. Se ve un buen plantel. Estamos con esa mentalidad, de tirar todos para el mismo lado, porque si hay gente que tira para el otro lado, se hace difícil, le pedimos colaboración al periodismo. Sería bueno que nos ‘banquen’ no solo en las buenas, también en las malas, ya que hay jugadores que a veces se tiran para abajo con las críticas. Solo pedimos esa cuota de aporte al plantel. la idea es que le club se acerque más al periodismo y Ñublense vuelva a ser una familia”, sentencia el artillero.

Comentarios