Cuerpo de haitiano fallecido en Bulnes permanece hace 4 meses en SML

Por: Susana Núñez Fotografía: Agencia UNO 03:15 PM 2019-01-11

El domingo 16 de septiembre de 2018 fue una jornada triste para la familia Turra en el sector "El espinar" en Bulnes. Ese día falleció un trabajador haitiano a quien acogieron como un integrante más de su clan.

Han pasado casi cuatro meses desde su fallecimiento y el cuerpo de "Sunil" permanece en el Servicio Médico Legal de Santiago a la espera de que se efectúen los trámites correspondientes por parte de sus familiares.

Sus amigos en la capital de Diguillín lloran su partida y esperan que pronto se concluya este proceso para darle una sepultura al ciudadano haitiano, de 40 años, quien tenía a su esposa e hija, de 6 años, en el país caribeño, hasta donde llegaba gran parte del dinero que lograba ahorrar de su trabajo en el campo.

La vecina Margarita Turra cuenta que su familia lo recibió en el sector "El espinar", donde le pagaban como temporero y por otros "pololitos". Además, le entregaron una casa para que no pagara arriendo y le daban alimentación para que lograra ahorrar más dinero para su familia. Fue en ese lugar, donde ese domingo encontraron muerto a Sunil, cuando lo fueron a buscar para ir a sembrar.

"Nosotros somos una familia bien unida, mi mamá le manda comida, lo hacíamos participar, nunca estaba solo, iba a la tarde a ver televisión donde mi hermana a quien le contaba sus penas. Para nosotros ha sido bien triste esta historia, más cuando nos enteramos que se lo llevaron al SML de Santiago, donde aún no ha sido reclamado", comentó.

La pena de Margarita es más profunda cuando cuenta que las circunstancias de su fallecimiento aún no están claras, sin embargo, lo que se sabe hasta ahora es que fue causas naturales. "Decía que no podía comer mucho, porque se hinchaba, tenía molestias, y estaba muy delgado, pero siempre nos decía que no estaba enfermo", detalló.

El trabajador haitiano era muy querido por la comunidad, incluso la familia Turra pensaba organizar el funeral para sepultar a Sunil en Bulnes, la comuna donde quería vivir por largo tiempo.

"Nosotros necesitábamos solo la firma de ellos, porque le teníamos la tierra, la urna para poder darle una sepultura en Bulnes, pero ellos no se comunicaron con nosotros. En todo caso en el consulado sabían que podíamos darle un funeral acá,  en una iglesia evangélica", dijo Margarita.

Desde el Servicio Médico Legal de la Región Metropolitana informaron que el cuerpo del ciudadano aún se mantiene en custodia desde el 22 de noviembre, cuando fue entregado por el SML de Chillán que efectuó la autopsia y las gestiones para el cotejo de huellas con la embajada de Haití, desde donde no tuvieron respuesta a la fecha.

Sus restos aún no han podido ser identificados por falta de documentación y por ausencia de familiares que no han llegado para reconocer el cuerpo y efectuar los trámites para su entrega.

 

Comentarios