Los retornados buscan su revancha en Ñublense

Por: Rodrigo Oses Fotografía: AGENCIA UNO 07:50 AM 2018-12-15

Vuelven a casa y vienen por su revancha para alcanzar la esquiva consagración.

Los delanteros pertenecientes a Ñublense, Ignacio Ibáñez y Cristián Retamal, serán parte del plantel 2019 tras retornar de sus respectivos préstamos.

Así lo oficializó el club de los “diablos rojos” en sus plataformas digitales.

“Nacho” Ibáñez regresa tras su paso por Everton de Viña del Mar, club en el que no tuvo continuidad.

Sin embargo su representante, Sergio Morales, recalcó que retorna con la misión de consagrarse y dar el salto de calidad en el Rojo.

El círculo cercano al jugador que se inició en el Deportivo Juniors valora la madurez y el roce que ganó en el cuadro ruletero.

“Le sirvió para madurar estar junto a jugadores del nivel de Patricio Rubio, Cristopher Toselli, Cuevas y Óscar Salinas, que tienen  un recorrido en el fútbol”, apuntan.

Ibáñez asomaría como el extremo derecho que pretende Cavalieri para romper con velocidad por la banda.

A pelear un puesto
“Me llamaron para avisarme que me tengo que sumar al plantel, yo juego este sábado mi último partido en Fernández Vial y después espero luchar por un puesto en Ñublense”, confirma desde Concepción Cristián Retamal, centrodelantero que finaliza su préstamo en Fernández Vial.

El “Huaso” arrancó sorprendiendo en el cuadro aurinegro, marcando algunos goles, pero luego su juego, al igual que el de todo el plantel, decayó y Vial terminó peleando el descenso.

Hoy disputará su último partido ante Recoleta y posteriormente se reintegrará a los “diablos rojos” con la misión de pelear un puesto en el ataque. El primer semestre del 2016, fue titular de la mano de Pablo Abraham, pero en un equipo plagado de jugadores jóvenes y “apuestas”.

Luego no estuvo a la altura y se fue a préstamo.
Sanhueza en carpeta

Uno de los jugadores experimentados que interesan en Ñublense es el volante Arturo Sanhueza, quien se desligaría de Cobreloa la próxima semana si es que llega a acuerdo con la dirigencia chillaneja.

El mediocampista no tuvo continuidad el semestre pasado en el cuadro de Rodrigo Meléndez y es un viejo anhelo de la cúpula dirigencial del Rojo, aunque tendría igual la venia de Germán Cavalieri.

Para potenciar el ataque con un hombre gol, se barajan dos nombres.

David “Chiquito” Escalante, ex Santiago Morning, y el ex centrodelantero de Barnechea y Huachipato, Brayan Rodríguez.

“No hay nada claro aún”, respondió escuetamente Escalante, consultado sobre la opción de arribar a Chillán.

El jugador terminó contrato en el “Chago” y desde hace tres temporadas que ha sido sondeado por el cuadro de los “diablos rojos”.

Otra carta para ganar experiencia en un plantel que, hasta el momento, se ha reforzado con valores jóvenes (Jorge Orellana, Nicolás Vargas, Jorge Faúndez), es el volante mixto Alexander Corro, quien finalizó contrato con el recién ascendido Cobresal, pero manejaría no solo un ofrecimiento de Ñublense.

Para completar el plantel que proyectó Cavalieri, la dirigencia buscaría un par de zagueros centrales más (uno de ellos podría ser José Antonio Rojas), un volante creativo y un par de extremos. Se espera que la próxima semana sean oficializados los nuevos refuerzos, porque la pretemporada arrancaría el 3 de enero en Paso Alejo.

Comentarios