Contraloría paralizó proyecto de agua potable para Las Trancas

Por: Edgar Brizuela Fotografía: La Discusión 08:00 AM 2018-12-10

La construcción del esperado proyecto de agua potable rural (APR) para el Valle Las Trancas, en la comuna de Pinto,que fue  anunciado por lo menos hace diez años, pende de un hilo y aparentemente no podrá ser ejecutado en el corto plazo como proponían los proyectistas y será necesario seguir un periplo sinuoso y que nadie sabe bien hacia dónde llevará.

El plan comenzó a ser gestado hace un decenio con el objetivo de dar una respuesta definitiva al absoluto descontrol que existe en la captación de agua por parte de residentes y en especial desde complejos turísticos instalados en las inmediaciones de lo que se conoce como el “Velo de la Novia”.

Esta caída natural, antes prominente, ahora apenas asoma en el paisaje como resultado de la carencia de agua, pero sobre todo, por la extracción sin ningún tipo de regulación del vital elemento que es un bien escaso en el territorio cordillerano.

El tema ha estado en la agenda de las autoridades comunales y ha sido promovido por residentes que justamente crearon un proyecto de agua potable rural que tras años de estudios se concretó en una propuesta formal, la que comenzó a ser analizada por organismos estatales para su financiamiento.

Sin embargo, nadie contaba con un detalle: el terreno donde está emplazado el plan de intervención está considerado como “urbano” en el Plan Regulador Seccional de Pinto (único medio de planificación en una comuna sin Plan Regulador).

En estas condiciones, se lamentó el presidente del Comité de Agua Potable Rural, José Muñoz, no sería posible que se entreguen recursos para un APR, sino que habría que sondear alternativas disponibles para zonas urbanas, como que llegue una sanitaria que financie el proyecto.

El problema es evidente en una zona donde se pretende generar arranques de agua potable para más de 700 casas y emprendimientos según antecedentes surgidos en el desarrollo de este plan, muchos de los cuales corresponden a empresas turísticas, lo que deriva en que la población favorecida sería elevada.

En el territorio, los establecimientos turísticos cuentan con agua gracias a conexiones artesanales a vertientes y otras fuentes, la que potabilizan con sistemas individuales, sin embargo, exhiben severas deficiencias, como la congelación en invierno y la escasez en verano.

“Este proyecto soluciona los problemas mencionados, porque la tubería se ubicará a 1,2 metros de profundidad, lo que evita que el agua se congele, y tiene el suministro asegurado, porque el comité compró en 2012 los derechos de aprovechamiento de agua correspondientes a 15 litros por segundo en el Velo de la Novia”, explicó Muñoz.

Búsqueda de soluciones

Por su parte, el alcalde de Pinto, Manuel Guzmán, reconoció que existen problemas para que esta propuesta pueda concretarse en el corto plazo, como esperan los residentes, empresarios y el propio municipio.

La autoridad comunal sostuvo que la principal limitación que enfrentan es que el terreno donde se pretende emplazar el APR es urbano, lo que impediría que se realicen inversiones ligadas a APR.

A pesar de la urgencia por encontrar una solución a los inconvenientes que se suscitan en el área, una normativa legal está paralizando el proyecto, remarca el alcalde.

Guzmán indicó que el tema lo conversaron con Contraloría, en especial con el contralor regional del Bíobio, donde está radicada la evaluación del proyecto y desde donde emanó el dictamen que echa por tierra las pretensiones de los vecinos por tener un sistema de agua potable definitivo y estable y que resuelva los contratiempos de la actualidad.

El jefe comunal agregó que durante los próximos días se reunirá con el intendente Martín Arrau para exponerle el tema y comenzar a delinear las acciones que se pueden activar para salvar el plan que busca poner orden en la captación de agua en el sector corillerano. 

El proyecto rechazado representa una inversión superior a los $1.900 millones y será cofinanciado por el Gobierno Regional con recursos FNDR, sin embargo, no tiene un plazo definido para su ejecución.

Comentarios