“Hay que saber mezclar experiencia y juventud”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: AGENCIA UNO 08:05 PM 2018-12-04

La temporada 2017, Luis Landeros, presentó su proyecto metodólogico en el Complejo Paso Alejo y dejó una grata impresión en la dirigencia de Ñublense.

Sin embargo, cuando asomaba como el más serio candidato a la banca roja, su representante de entonces, Sergio Morales, bloqueó una potencial negociación aduciendo que tenía una oferta de Primera División, que nunca se concretó.

Al final, el entrenador que había sido campeón con Deportes Temuco la temporada 2015-2016 en Primera B, tomó a última hora Deportes Iberia, club con el que, tras una brillante Copa Chile, terminó descendiendo.

El año pasado, decidió levantarse y tomar el plantel de Puerto Montt que había armado Germán Correa, quien había sido despedido a días del inicio de la pretemporada. Pero no pudo darle su sello al equipo y renunció al elenco albiverde.

Pero el otrora ayudante de Jorge Sampaoli en la U. de Chile, que debutó como técnico de Unión Temuco y Deportes Valdivia, sigue vigente y ahora es el candidato del bloque directivo de la Corporación de Ñublense que propuso su nombre al seno del directorio y al mandamás del club Patrick Kiblisky.

“Sé que soy del gusto de la Corporación y existiría una eventual opción de entrevistarme con el presidente. Sé que ha entrevistado a varios técnicos bajo ciertos criterios, es algo por definir”, reconoce desde Londres, donde busca empaparse de las metodologías de trabajo de entrenadores top en Europa. “Estuve en el Leeds de Marcelo Bielsa, luego en el West Ham United de Manuel Pellegrini y posteriormente estaré en el Barcelona”, detalla.

Aprendió la lección
Luis Landeros (44) sabe que perdió un poco de crédito tras sus dos últimas experiencias en la Primera, pero sacó lecciones con profunda autocrítica.

“Como en todos los ámbitos de la vida, cuando te va mal, uno aprende, hay que reinventarse, capacitarse, estudiar, porque esta profesión está llena de procesos fallidos. Por eso en mi caso, la experiencia es no tomar planteles armados, poder construirlos de acuerdo al perfil y recursos razonables para que pueda jugar como uno busca. Aprendí a ser más exigente desde lo cotidiano, para generar un  perfil competitivo. Llevo algunos días en Europa y la conclusión de la gente del fútbol es la misma, ante el fracaso, hay que capacitarse, pero con autocrítica. Hice una inversión para venir a Europa para recoger mejoras, los que hemos tenido fracasos debemos mejorar”, recalca, quien se ilusiona con arribar a Chillán.

“Ñublense es un club que tiene las condiciones para trabajar bien y construir un equipo que se acerque a nuestra expresión de juego, con margen para trabajar la cantera, trabajando en torno al proyecto, que el club sepa lo que quiera, definiendo tareas, la forma de jugar, eso simplifica todo y ayuda a definir el perfil del entrenador. Sería una linda oportunidad, yo tengo una historia con la ciudad, soy chillanejo, pero el que llegue ojalá sea lo mejor para Ñublense”, reconoce.

Landeros cree que puede replicar el modelo de Temuco campeón de Primera B.

“Coincidieron varios elementos. Elegí una gran cantidad de jugadores, armé un equipo experimentado, pero también con un grupo de futbolistas jóvenes y dinámicos, porque la clave es saber mezclar la juventud con la experiencia. Los experimentados manejan los momentos complicados y transmiten tranquilidad, pero los jóvenes nos dan mucha energía y ganas. Segundo, saber la forma de jugar, con un buen plantel invirtiendo una cantidad razonable porque no hay que volverse loco ya que hay ejemplos emblemáticos con inversiones grandes que no lograron el ascenso como Wanderers y Cobreloa. Soy partidario de un proyecto donde todos caminemos para el mismo lado, sin diferencias, con una prensa que pueda criticar, pero con altura de miras, una hinchada que apoya, un directorio comprometido y un plantel que mejora”.

Comentarios