Ejemplo de vida: chillanejo rinde la PSU con cáncer linfático

Por: Claudio González | Cristóbal Vaccaro Fotografía: Contexto | Agencia UNO 08:50 AM 2018-11-27

En febrero de 2016 la vida del joven chillanejo Héctor do Santos se quebró. Le diagnosticaron un cáncer linfático que, en un primer momento, mermó sus planes de vida.

Sin embargo, dos años más tarde, y en medio de la batalla contra su enfermedad, Héctor asumió otro desafío: dar la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

Así, el lunes a las 8:30 horas se encontraba con su lápiz, su carnet de identidad y su comprobante de inscripción a las afueras del Liceo Marta Brunet de Chillán para iniciar el certamen.

Un reto que asumió con la resiliencia propia de una persona que admite que convive con una enfermedad cuyas perspectivas no son las mejores y que desgasta física y psicológicamente.

"Después de tres años de enfermedad, podría pensarse que estoy cansado. Sin embargo, esta enfermedad me ha hecho más sensible, más calmado por lo que así resumé fuerzas para dar la prueba", dijo Do Santos a Radio La Discusión.

El objetivo del joven, que egresó del Liceo Polivalente de San Nicolás, es ingresar a la carrera de Pedagogía en la Universidad de Concepción.

Una meta que, hasta hace poco, parecía lejana ya que Héctor había decidido dejar el tratamiento contra el cáncer linfático.

"Hubo un tiempo en que estuve bien mal. No me hice tratamiento ya que no había avance para mi", recalcó.

Sin embargo, nuevas posibilidades se abrieron con la posibilidad de un autotrasplante de médula que enfrentará inmediatamente después de rendir la PSU, este miércoles 28 de noviembre.

"Estoy a punto de realizarme esta operación en el hospital El Salvador, para luego seguir con más exámenes", dijo.

Según explican desde el hospital de investigación St. Jude Children's en Memphis, Estados Unidos, este procedimiento implica sustituir "las células madre dañadas o destruidas de la médula ósea por células sanas donadas por el propio paciente con anticipación".

Así, "se recogen células madre de la sangre y/o la médula ósea del propio paciente y se usan en el trasplante".

Dar la PSU con un cáncer linfático a cuestas es par Héctor do Santo una experiencia que, a su parecer, debiese servir de ejemplo para otros jóvenes.

"Ellos están distraídos de los privilegios que muchas veces tienen y se ahogan en vasos de agua", enfatizó, agregando que la formación que ha recibido por parte de su familia ha sido clave para enfrentar este proceso que truncó su vida.

"Producto de la enfermedad he tenido que postergar procesos de transición de la adolescencia a ser un adulto joven", sostuvo.

Comentarios