La revelación del básquetbol femenino chileno

Por: Rodrigo Oses 10:30 AM 2018-11-11

A Pía Monserrat Pino le brillan los ojos cuando recuerda ese momento único y emotivo en el que sintió que tantos años de esfuerzo valieron la pena.

“Entonar el himno de tu país es espectacular, cantarlo en Aysén fue emocionante. Saber que tanta gente nos apoyaba me ponía la piel de gallina”, evoca la basquetbolista chillaneja que fue una de las figuras en la Selección Chilena Sub-15 de Básquetbol que logró el título en el Sudamericano de Aysén y clasificó al Premundial.

La deportista de 15 años, que irrumpió como jugadora en el Colegio La Purísima, pero que se radicó en Santiago y desde los 11 años es nominada a la Rojita, asoma como una de las grandes revelaciones de la generación de recambio del básquetbol femenino chileno.

“Mi historia parte en Chillán en el Colegio La Purísima, con el profesor Gonzalo San Martín, pero después nos tuvimos que mudar a Santiago por opciones laborales y ahí comencé a forjar mi camino jugando en el Colegio Parroquial San Miguel y en el Club Boston College”, cuenta.

-¿Cómo te marcó el profesor Gonzalo San Martín, un gran formador en el básquetbol femenino?

-Me marcó mucho, si no fuera por él, no jugaría este deporte. Me enseñó a botear y los conceptos básicos.

-Cuéntame cómo se dio el proceso de la Selección Sub-15 para llegar al título sudamericano de Aysén.

-Partimos el año pasado con el triunfo en Popayán (Colombia). Cuando parte este camino, nuestro entrenador nos plantea que si no íbamos por todo, mejor no íbamos. Así que siempre ha sido ir al Mundial. 

-¿Cómo fue la clave para ganarle a Brasil?

-La clave de ese triunfo fue la defensa, si no fuera por esa defensa, Brasil se nos metía en el partido.

-¿Cuáles son tus características de juego?

-Por mi físico, soy la que corre la cancha, hago la transición y penetro en la zona rival.

-¿En qué has crecido estando en la Rojita?

-Soy nominada desde los 11 años, estoy acostumbrada a viajar y a jugar contra el público, eso me ha ayudado a crecer. Después de Gonzalo San Martín, Boston College me ayudó a crecer, porque tenemos muchos viajes y roce.

-¿Pretendes perfeccionarte en Argentina?

-Cuando uno se va del país busca perfeccionarse para aplicar la técnica en Chile. Esa es mi intención crecer como jugadora. Antes del Premundial, mi objetivo era irme en el verano, pero como ya comenzarán las concentraciones de la Selección de cara al Premundial, espero irme solo por dos semanas. El Premundial puede ser en Aysén o Río de Janeiro.

-¿Te gustaría jugar el próximo año por la Región de Ñuble en los Juegos de la Araucanía?

-Obviamente, porque he recibido mucho apoyo de mi tierra y sería importante devolverle la mano.

-¿Cómo compatibilizas estudios y selección?

-Quiero agradecer el apoyo de la dirección y los profesores del Colegio Parroquial San José, ya que me han creado un calendario de pruebas y en este caso, me cerraron el año. Yo estudio en los viajes, en el metro y trato de poner atención en el colegio. Pasé con un 6.4. Quiero estudiar Medicina, Traumatología. Apuntando a becas deportivas, gané el Sudamericano Escolar de Colombia con el Sagrado Corazones, y nos ganamos el derecho a estudiar gratis en cualquier universidad. Me gustaría la Universidad Católica o la U. de Chile.

-¿Crees que con el equipo que tienen pueden ganar el Premundial?

-Totalmente, si seguimos con el objetivo, sin temerle al rival, podemos llegar al Mundial.

-Tu mayor fortaleza 

-Mi principal característica es mi defensa y mi gran capacidad aeróbica. Tengo un gran rebote defensivo.

-¿Eres parte de la generación de recambio?

-Técnica y tácticamente somos la generación de recambio. 

-¿Cuál es tu gran sueño en el básquetbol?

-Mi gran sueño es poder seguir conociendo personas y aprendiendo de los técnicos que he tenido en el básquetbol. Seguir conociendo el mundo. Tenemos esta mentalidad, formada, por eso salimos adelante en el Sudamericano y ahora vamos al Premundial.

Comentarios