Denuncian presión indebida en licitación de Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:45 PM 2018-10-29

La contratación del Plan de Desarrollo Comunal de Yungay (Pladeco) amenaza con convertirse en un dolor de cabeza para la Municipalidad, que pretende en el corto plazo disponer de un instrumento de planificación moderno en reemplazo del anterior, que aparentemente no cumplió sus objetivos.

Esto porque la licitación del estudio concluyó con quejas por eventuales deficiencias técnicas del municipio y de la comisión evaluadora encargada de validar las propuestas técnicas y económicas que llegaron a través de la página del Mercado Público.

Según antecedentes municipales y aportados por los concejales de Yungay, el proyecto de formulación del Pladeco tiene un costo para el municipio de $30 millones, que fueron aportados por el Gobierno Regional a través del FNDR.

La adjudicación habría sido resuelta finalmente el pasado 22 de octubre en favor de la empresa Olavarría Limitada, dejando en segundo lugar a la firma de Ingrid Zúñiga Pérez, vinculada a la UDI.

La Municipalidad de Yungay pretendía, a través una consultoría externa, renovar el documento maestro del año 2012 y que finalizó su vida útil en diciembre del año 2017.

Para dar cumplimiento a la obligación legal establecida en la Ley 18.695, desarrolló el proceso de actualización del Pladeco, que debe incluir la participación activa y territorializada de la comunidad, de manera de levantar las demandas y requerimientos de la población a nivel de localidades y sectores.

 Este componente, en las bases, era clave, pues el llamado buscaba disponer de un conjunto de necesidades locales priorizadas según los distintos territorios de la comuna.

Para la Municipalidad de Yungay el actual Plan de Desarrollo Comunal “no es un instrumento de planificación utilizado activamente por la Municipalidad en la gestión del desarrollo de la comuna, ni menos es un instrumento conocido por los distintos actores sociales y políticos”. Y precisamente, “su desconocimiento y falta de utilización, se explica en gran parte por la ausencia de temas relevantes y de interés comunal en dicho instrumento”.

Es por ello que lo que busca el municipio es tener una carta de navegación capaz de satisfacer las demandas de la población comunal, que debiera estar disponible en un plazo de unos seis meses.

Acusan presión indebida

El proceso licitatorio está envuelto en una polémica política, luego que se conociera que la empresa que perdió (Ingrid Zúñiga Pérez), podría demandar a la Municipalidad de Yungay luego de que se sintiera perjudicada en el concurso público.

Esto se ve cruzado con que durante  la sesión en la que el Concejo Municipal aprobó la propuesta alcaldicia para entregar el proyecto a la empresa Olavarría Ltda., la concejala UDI, Angélica Cabezas, denunció que había recibido mensajes vía Whatsapp de parte del concejal de Chillán Joseph Careaga (UDI), quien presta servicios para la empresa que perdió, Ingrid Zúñiga Pérez, alertándola de las eventuales irregularidades en la selección de la firma ganadora.

La edil de la UDI, Angélica Cabezas, mencionó que “hay un tema que no me gustó y no fue de mi agrado. Yo recibí unos mensajes a mi celular de una persona que participaba en la licitación; para mi fue de muy mal gusto, pues a él lo conozco así de vista; no soy su amiga y aunque lo fuera, jamás voy a intervenir en una licitación; nunca lo he hecho así que lo di a conocer al alcalde”.

El mensaje que emanó desde el concejal Joseph Careaga, y que reveló su par de la UDI en Yungay,  dice: “Y como vas a votar, a favor? o en contra? Amiga, esta propuesta está mala. La semana pasada la habíamos ganado nosotros (Ingrid Zúñiga Pérez), según la tabla de evaluación. Hoy esa tabla el Departamento de Secpla la cambiará. La empresa para la cual yo trabajo se ganó ese Pladeco limpiamente y por lo tanto nos estamos viendo obligados a demandar al municipio y se quedarán sin Pladeco”.

Durante la sesión de aprobación el concejal Rodrigo Stuardo Hernández rechazó la propuesta alcaldicia por las dudas que le generaron los eventuales errores en la selección de la empresa adjudicada por parte de la comisión. Pero los otros ediles avalaron el trabajo de la mencionada comisión,  reconociendo errores en la entrega de información.

Careaga trabaja para la empresa perdedora

El concejal de Chillán, Joseph Careaga, reconoció a LA DISCUSIÓN el envío de aquel mensaje a su par de la UDI Angélica Cabezas, pero relató  que lo hizo con la intención de ponerla en conocimiento de las falencias del proceso y “no presionarla de manera indebida”.

Careaga agregó que efectivamente presta servicios a la empresa de Ingrid Zúñiga Pérez, para lo cual no se encuentra inhabilitado por el hecho de ser edil de Chillán.

La empresa de Ingrid Zúñiga no es desconocida en el municipio de Chillán, pues durante el año 2016 realizó para la Municipalidad local el primer diagnóstico de seguridad ciudadana, que fue base para las iniciativas que fueron implementadas en el marco del Plan Comunal de Seguridad Pública que financió el Ministerio del Interior a través de la Subsecretaría de Prevención del Delito.

La asesoría no fue bien calificada por diversos concejales locales, pues el primer informe de avance contenía deficiencias metodológicas y se basó en estadísticas de años anteriores, que no servían para generar las políticas comunales de seguridad que requería el municipio, por lo cual tuvieron que tomar un rol preponderante organismos policiales, el coordinador regional de Seguridad Pública y el municipio para sacar adelante el proyecto.

Por el trabajo la empresa obtuvo alrededor de $14 millones pagados por la Municipalidad de Chillán.

Comentarios